Finca Valdivia se inaugura en 30 días

El núcleo habitacional formado por 368 casas está casi listo. Las 42 cooperativas terminan las últimas 50.

La unión hace la fuerza, es una frase popular apropiada para las 42 cooperativas de jefes y jefas de hogar que trabajaron en la construcción de las viviendas del Plan Federal de Emergencia Habitacional en Finca Valdivia.

Finca Valdivia se levanta en la zona sudeste de la ciudad de Salta, a unos 400 metros de la ruta 26 camino a La Isla. En 16 manzanas se dividen 368 lotes de 9 por 20 metros, cada construcción ocupa 44 metros cuadrados. Las viviendas, con muros antisísmicos, tienen cocina-comedor, dos dormitorios y un baño. Los techos son livianos, construidos a dos aguas con tirantes de madera y recubiertos con tejas francesas. El barrio tiene red eléctrica, calles demarcadas y enripiadas, servicio de transporte, cloacas y, "por estos días, se realiza la prueba hidráulica para proveer de agua potable al grupo y se continúa con la ejecución de los últimos 50 módulos". Estimamos que en un mes aproximadamente se podrá inaugurar el barrio", afirmó el director técnico de la obra, Hugo Rodríguez.

Las obras de construcción de los módulos se ejecutan desde enero de 2005 con financiamiento de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio de Planificación Federal, y de la coordinación técnica de Obras Pública de la Municipalidad de Salta.

Con el plan nacional las 672 familias (distribuidas en grupos de 16 personas)

que integran las 42 cooperativas (CCC, Salta Oeste III Ltda., 2 de Abril, 26 de Agosto, Evita B, entre otras) solucionaron una o dos necesidades básicas, según corresponda. La fuente laboral y el sueño de la casa propia.

Historias y preocupaciones

"Como las viviendas están prácticamente terminadas, la semana pasada llegó a Salta una referente de Nación y nos dijo que el próximo convenio 2009 se incluiría sólo a 18 cooperativas, o sea, que 24 quedarían afuera. Estamos preocupados por esta determinación, pero no cruzaremos los brazos porque necesitamos de la continuidad laboral", relató Juan León.

Mirta Torres (31) es mamá soltera de dos chicos, de 12 y 8 años, y trabaja a la par de los hombres rudos, en medio del polvo y el sol. "Hacer tareas de albañilería no me cuesta porque vengo del campo y estoy acostumbrada a hacer fuerza. En este tiempo aprendí muchas cosas, mis compañeros son respetuosos y me siento bien...con este trabajo mantengo a mis hijos".

Comentá la nota