Las finanzas públicas en un contexto económico "difícil" Algunas propuestas para intentar revertirla

Negociaciones para una reprogramación de la deuda pública y financiera y la rediscusión del Régimen de Coparticipación Federal son algunas de las propuestas acercadas por el diputado provincial Miguel Rioja para que la provincia de Jujuy pueda evadir el ´contexto económico muy difícil´ que presenta y por el cual exhortó sin embargo, ´a no desesperarse´.

Negociaciones para una reprogramación de la deuda pública y financiera y la rediscusión del Régimen de Coparticipación Federal son algunas de las propuestas acercadas por el diputado provincial Miguel Rioja para que la provincia de Jujuy pueda evadir el ´contexto económico muy difícil´ que presenta y por el cual exhortó sin embargo, ´a no desesperarse´.

Los números dados a conocer por el Ejecutivo Provincial en el Presupuesto 2010, lo dicen todo o casi todo, porque no hay informes detallados de la deuda con las entidades crediticias y del sistema financiero que aún mantiene la Provincia. Siempre eludió cuánto pedido de informes se solicitaba desde la Legislatura, particularmente desde los bloques de la oposición, y tampoco remitía los informes trimestrales a la Legislatura sobre las ejecuciones presupuestarias, ni qué hablar de los informes al Tribunal de Cuentas.

Hoy se habla de un Presupuesto que asciende a casi 4.700 millones de pesos, de un resultado negativo de 290 millones de pesos y de una deuda amortizada de 427 millones de pesos, que en conjunto constituye los 771 millones de pesos que requiere la Provincia para equilibrar las erogaciones. Para ello se sancionó el lunes último, la autorización al Ejecutivo para poder endeudarse aprovechando las excepcionabilidad de la Ley de Responsabilidad Fiscal que viabilizó el Gobierno Nacional.

Al justificar tamaño desfasaje, se esgrime desde el Ejecutivo Provincial la abrupta caída de la recaudación impositiva durante el 2009 y que incidió en la reducción de los recursos coparticipables para Jujuy, de allí que se haya trasladado esa merma al Ejercicio 2010 pero nada se dice de las medidas que debieron adoptarse en gestiones anteriores para no depender de estos auxilios financieros permanentes de Nación.

Todo esto hace a la proyección del 2010, mientras tanto hoy afronta otro complicado panorama para la búsqueda de recursos de la Nación que permitan el pago de salarios de noviembre y del medio aguinaldo.

´LA REALIDAD´

Por eso, cuando fue consultado el diputado Rioja al respecto, consideró ´es muy difícil puntualizar cuáles son las culpas y responsabilidades, la realidad indica que hay problemas. Los problemas vienen de un endeudamiento de vieja data, que mas allá de los esfuerzos del 2001, fue reprogramada. Se recordará que comenzó con en entidades financieras, bancarias básicamente, después lo tomó la Nacion y lo reprogramó de manera favorable a las provincias. Y habla también (esa realidad) de un régimen que se tiene que definir y discutir con el consenso de todas las provincias, como lo es un régimen de coparticipación nacional´.

Agregó en relación a unos informes dados por diputados radicales, que ´en realidad nunca se llegó a repartir el 24 por ciento de los recursos coparticipables, sino las provincias no existirían. En noviembre, se llegó al 31,5 %, en otros se llegó al 34 % y en otros no, pero esto no alcanza´.

´Creo que hay que definir un régimen de coparticipación donde se ponga la sobre la mesa cuáles son los recursos que están muy vinculados a la provincia y que sea sustentable para que la provincia pueda asumir compromisos en el futuro y que puedan mantener la previsibilidad financiera", explicó el legislador.

Sostuvo luego que, ´el abultado déficit consolidado de las jurisdicciones provinciales está requiriendo de la implementación de otros mecanismos, que más allá de los esfuerzos que hagan las provincias tienen que pasar básicamente por la reprogramación de la deuda y por la mejor distribución de recursos".

Apuntó luego que la necesidad de contar con una fuente financiera de 771 millones de pesos para el próximo ejercicio, fue "producto del impacto de la anualización de los incrementos otorgados en el ejercicio 2009 y hay que ver cómo se incorpora la nueva discusión salarial. Estos temas se presentan permanentemente entendiendo que el gasto de personal es un gasto muy inflexible, ya que una vez que se aumenta no se baja más, no es como los bienes de capital o la obra pública, que son por una sola vez´.

´Esto se tiene que mantener permanentemente y esto requiere de un financiamiento genuino y sustentable en el tiempo que básicamente son los recursos tributarios y los recursos tributarios no están alcanzando. Es un contexto económico difícil´, remarcó, aunque sostuvo ´no hay que desesperarse y confiamos que las provincias encontrarán el camino necesario para salir de esta situación".

Comentá la nota