Financieras. La Municipalidad insiste en bloquear el cobro de intereses

La comuna capitalina le reclamó a la Dirección de Comercio Interior, una resolución para que le prohiba a las casas de préstamos clausuradas por funcionar sin habilitación, que cobren intereses por mora a sus clientes. De todas formas, varios comercios de esa índole están enviando cobradores a domicilio, burlando la inhabilitación.
La Municipalidad Capitalina ratificó su decisión de impedir que las casas de préstamos clausuradas por funcionar sin habilitación, puedan cobrar intereses por mora a los clientes que no estén pagando las cuotas por los créditos tomados, mientras dure el período de la clausura.

Para ello se reunieron el asesor general del municipio, Emilio Rodríguez, el director de Habilitaciones Comerciales, Juan Vilte y el fiscal de la comuna Eduardo López con el director General de Comercio y Defensa del Consumidor de la Provincia, Emilio Stanojevich.

Ambos organismos acordaron que "Comercio dictará a la brevedad la resolución pertinente con el objeto de que no se perjudique a las personas que tienen deudas", se informó.

"Se trata de un medida precautoria a favor de las personas que tomaron préstamos", explicó Rodríguez. De este modo, agregó el asesor General, "las entidades financieras que fueron clausuradas por el municipio por incumplimiento de la legislación vigente, será notificadas del no cobro de intereses hasta tanto sean habilitadas".

Asimismo, desde la comuna recordaron a la comunidad que el cuerpo de abogados de la Asesoría General del Municipio, ubicada en Jujuy 144, se encuentra a disposición de todas las personas que requieran efectuar consultas sobre este tema.

De todas formas, la semana pasada la Asociación Riojana del Consumidor -ARCo- había advertido que los prestamistas siguen funcionando igual, pese a la clausura de sus locales y, para ello, visitan a sus clientes en sus domicilios. Incluso, un prestamista suele publicar avisos periódicos en la prensa gráfica local, ofreciendo créditos con visita a domicilio incluída.

Comentá la nota