"Finalmente, De la Sota entendió que hay que cerrar filas tras el Gobierno"

Pa­ra el mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra de la Pro­vin­cia, Car­los Gu­tié­rrez, to­dos los sec­to­res del jus­ti­cia­lis­mo han in­ter­pre­ta­do que la cir­cuns­tan­cia po­lí­ti­ca exi­ge apo­yar al go­ber­na­dor Schia­ret­ti. En si­mi­lar dirección, mar­ca lí­mi­tes a los in­ten­den­tes que con­for­ma­ron una Me­sa pa­ra ges­tio­nar so­lu­cio­nes por cuenta propia.
Car­los Gu­tié­rrez in­ter­pre­ta que mu­chas pu­jas in­tes­ti­nas del pe­ro­nis­mo han que­da­do re­le­ga­das tras el acuer­do al­can­za­do por el schia­ret­tis­mo y el de­la­so­tis­mo pa­ra pos­po­ner las elec­cio­nes in­ter­nas has­ta 2011.

A su en­ten­der, to­dos los sec­to­res del PJ com­pren­die­ron que de­ben apo­yar al ac­tual go­bier­no, so pe­na de de­bi­li­tar­lo y mi­nar las po­si­bi­li­da­des de man­te­ner la Pro­vin­cia y re­cu­pe­rar la in­ten­den­cia de Río Cuar­to.

En el es­pa­cio de en­tre­vis­tas con­fec­cio­na­das por los usua­rios de Pun­tal­.co­m.ar, el mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, Ga­na­de­ría y Ali­men­tos de la Pro­vin­cia, tam­bién cri­ti­ca la ges­tión del in­den­den­te Ju­re y cues­tio­na la le­gi­ti­mi­dad y al­can­ces de la Me­sa de In­ten­den­tes re­cien­te­men­te con­for­ma­da.

- ¿Có­mo es­tá la re­la­ción en­tre el go­bier­no pro­vin­cial y la in­ten­den­cia de Río Cuar­to?

- Pre­ten­de­mos que las re­la­cio­nes con el in­ten­den­te Ju­re sean ins­ti­tu­cio­nal­men­te co­rrec­tas. Así ha si­do siem­pre, al me­nos de par­te nues­tra.

- ¿En qué mo­di­fi­ca esa idea el he­cho de que Ju­re for­me una me­sa jun­to a sus pa­res de Cór­do­ba, Vi­lla Ma­ría y Car­los Paz?

- No nos mo­les­ta que los in­ten­den­tes se jun­ten pa­ra con­cre­tar afa­nes de ca­da mu­ni­ci­pio. Sí cree­mos que no pue­den sus­ti­tuir ám­bi­tos de­bi­da­men­te ins­ti­tu­cio­na­li­za­dos, con ro­les es­pe­cí­fi­cos, co­mo se ha re­cla­ma­do des­de la me­sa Pro­vin­cia - Mu­ni­ci­pios. Allí hay res­pe­to al mu­ni­ci­pa­lis­mo y la plu­ra­li­dad por­que re­pre­sen­ta a to­dos los in­ten­den­tes de la pro­vin­cia, y no se pue­de pa­sar por en­ci­ma de eso. Ade­más es­tos in­ten­tos no de­ben con­fun­dir a la gen­te. No se pue­de de­cir que la Pro­vin­cia ha re­ci­bi­do fon­dos pa­ra cons­truir vi­vien­das cuan­do no lo ha he­cho. Por­que en­ton­ces ese ám­bi­to ya pa­sa a for­mar par­te de una es­tra­te­gia que ocul­ta la ver­dad y es que la Na­ción no en­vía los re­cur­sos que co­rres­pon­den y que es­tán fir­ma­dos en con­ve­nios.

- ¿Cuán­do lle­ga­rá la so­lu­ción pa­ra el pro­ble­ma de la vi­vien­da?

- Es la mis­ma pre­gun­ta que nos ha­ce­mos des­de el go­bier­no pro­vin­cial. La res­pues­ta con­cre­ta es: cuan­do la Na­ción nos en­víe los re­cur­sos.

- La lla­ma­da Me­sa de los Cuatro plan­tea la crea­ción de un ban­co re­gio­nal. ¿Cree que es po­si­ble?

- Ya es muy com­ple­jo lo­grar un ban­co cual­quie­ra. Se­gún la nor­ma­ti­va del Ban­co Cen­tral, el ti­po que (los in­ten­den­tes) plan­tean re­quie­re mu­chos mi­llo­nes de pe­sos so­la­men­te en tér­mi­nos de sus­crip­ción de ac­cio­nes. Pen­se­mos en to­das las de­más exi­gen­cias. Me pa­re­ce muy loa­ble que ha­ya ini­cia­ti­vas de es­te ti­po. Pe­ro im­pli­ca una can­ti­dad de re­cur­sos que su­pe­ra am­plia­men­te la si­tua­ción de los mu­ni­ci­pios en ge­ne­ral, no so­la­men­te los de es­tos tres.

- ¿Có­mo eva­lúa la ges­tión del in­ten­den­te Ju­re?

- La veo con se­rios pro­ble­mas de pla­ni­fi­ca­ción, de coor­di­na­ción y eje­cu­ción; más allá de los gra­ves pro­ble­mas pre­su­pues­ta­rios que tie­ne. Veo mar­chas y con­tra­mar­chas en te­mas im­por­tan­tes, pe­se a que in­ten­ta sus­ten­tar­se en una po­lí­ti­ca co­mu­ni­ca­cio­nal que in­ten­ta mos­trar lo con­tra­rio.

- Aun­que fal­ten tres años pa­ra la pró­xi­ma elec­ción, ya hay va­rios pre­can­di­da­tos en el PJ lo­cal. ¿Us­ted pien­sa en la in­ten­den­cia?

- Es po­si­ble. Pe­ro eso no es lo im­por­tan­te. Lo im­por­tan­te es te­ner cla­ro que no bas­ta con de­cir que se quie­re ser in­ten­den­te, si­no que hay que te­ner la ca­pa­ci­dad, la for­ma­ción y los equi­pos su­fi­cien­tes pa­ra ar­mar una pro­pues­ta que sea va­lo­ra­da por el con­jun­to de los rio­cuar­ten­ses.

- ¿El PJ cuen­ta con esos re­cur­sos pa­ra re­cu­pe­rar la in­ten­den­cia?

- Creo que sí. Só­lo que hay que or­ga­ni­zar un plan de de­sa­rro­llo in­te­gral de Río Cuar­to, del que hoy ado­le­ce, pa­ra en­ca­rar se­ria­men­te no só­lo la elec­ción, si­no lo que ven­ga des­pués, que es la cons­truc­ción de una ciu­dad, uni­da a una re­gión, con un con­cep­to de de­sa­rro­llo to­tal­men­te mo­der­no.

- Las he­ri­das que de­ja­ron las elec­cio­nes del pa­sa­do año, ¿no im­pi­den con­so­li­dar ese pro­yec­to?

- De­be­mos ha­cer po­si­ble ese pro­yec­to. Pe­ro yo no voy a cri­ti­car a nin­gún com­pa­ñe­ro. Los jus­ti­cia­lis­tas es­ta­mos har­tos de eso. Sí creo que na­die es­tá en con­di­cio­nes de re­cla­mar car­gos en el par­ti­do por pe­que­ñas glo­rias que ha te­ni­do. Con el mis­mo de­re­cho con que al­gu­nos re­cla­man la con­duc­ción por ha­ber ga­na­do una in­ter­na, aun­que lue­go per­die­ron la elec­ción por 20 pun­tos, no­so­tros ten­dría­mos que re­cla­mar­la por­que ga­na­mos Río Cuar­to y to­dos los de­par­ta­men­tos del sur el 28 de ju­nio. Pe­ro no lo ha­ría, por­que se­ría con­fun­dir las co­sas. El PJ tie­ne que for­ta­le­cer la ac­ción de go­bier­no pro­vin­cial y so­bre esa ba­se cons­truir una pro­pues­ta en Río Cuar­to.

- Ha­blan­do de crí­ti­cas en­tre com­pa­ñe­ros, ¿las ac­cio­nes de De la So­ta de­bi­li­tan la ges­tión de Schia­ret­ti?

- Creo que De la So­ta fi­nal­men­te ha en­ten­di­do, co­mo to­dos, que más allá de las le­gí­ti­mas as­pi­ra­cio­nes a con­du­cir y ser can­di­da­to en la pró­xi­ma elec­ción, los tiem­pos exi­gen ce­rrar fi­las en tor­no a la ac­ción de go­bier­no pa­ra no de­bi­li­tar­lo. Así lo en­ten­die­ron en el Con­gre­so par­ti­da­rio to­dos los sec­to­res. Por una­ni­mi­dad se de­ci­dió pos­ter­gar la in­ter­na, en­ten­dien­do que hay que for­ta­le­cer la op­ción de go­bier­no, por­que si a Schia­ret­ti le va mal, nos va a ir mal a to­dos los jus­ti­cia­lis­tas.

- ¿Có­mo es su re­la­ción con el di­pu­ta­do na­cio­nal Al­ber­to Can­te­ro?

- Ten­go re­la­cio­nes co­rrec­tas. He re­ci­bi­do de él mu­chas de las pro­pues­tas que ha in­ten­ta­do lle­var ade­lan­te. Las he­mos es­tu­dia­do, pe­ro no es­ta­mos de acuer­do con ellas. Can­te­ro asu­mió una po­si­ción en el con­flic­to por la re­so­lu­ción 125 que, co­mo go­bier­no pro­vin­cial, no com­par­ti­mos. No­so­tros im­pul­sa­mos otro ti­po de ac­cio­nes, re­cla­ma­mos po­lí­ti­cas ac­ti­vas, que sus­ti­tu­yan al sub­si­dio; po­lí­ti­cas que cui­den la pro­duc­ción, que pre­mien el au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad y no lo cas­ti­guen.

- Se men­cio­na a Eduar­do Ac­cas­te­llo co­mo fu­tu­ro ti­tu­lar de Agri­cul­tu­ra, que pa­sa­ría a ser Mi­nis­te­rio. ¿Qué opi­nión le me­re­ce?

- Me pa­re­ce una muy bue­na no­ti­cia que el go­bier­no na­cio­nal en­tien­da la ne­ce­si­dad de ele­var a ran­go de Mi­nis­te­rio lo que es una se­cre­ta­ría. Quién va a con­du­cir el Mi­nis­te­rio no es lo im­por­tan­te. Sí lo es que ha­ya un cam­bio de ac­ti­tud y que ese mi­nis­tro ten­ga mar­gen de ma­nio­bra pa­ra plas­mar las po­lí­ti­cas que el agro ne­ce­si­ta.

- El apo­yo que asu­mió el go­bier­no pro­vin­cial pa­ra los sec­to­res del agro pro­vo­có un dis­tan­cia­mien­to con el go­bier­no na­cio­nal. ¿Se es­tá pro­du­cien­do un acer­ca­mien­to?

- La­men­ta­ble­men­te no. Has­ta aquí no han te­ni­do res­pues­tas fa­vo­ra­bles los in­ten­tos que ha­ce­mos pa­ra tra­tar de te­ner re­la­cio­nes ma­du­ras. Los re­cla­mos de Cór­do­ba no son por dá­di­vas. Es el go­bier­no de un Es­ta­do pro­vin­cial que re­cla­ma cues­tio­nes que la Na­ción adeu­da por ley. He­mos te­ni­do que con­cu­rrir a la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia pa­ra zan­jar es­tas si­tua­cio­nes. Lle­ga­do es­te pun­to, el go­bier­no na­cio­nal nos en­vía una pe­que­ñí­si­ma par­te de lo que real­men­te nos de­be, lo cual mues­tra que la si­tua­ción no ha cam­bia­do.

- La di­fí­cil si­tua­ción fi­nan­cie­ra que atra­vie­sa la Pro­vin­cia, ¿es só­lo atri­bui­ble a los in­cum­pli­mien­tos se la Na­ción?

- Lo ha di­cho el go­ber­na­dor, lo cier­to y ob­je­ti­vo es que si la Na­ción le en­vía lo que co­rres­pon­de en el mar­co de la ley, Cór­do­ba no ten­dría pro­ble­mas fi­nan­cie­ros. Lo cual no sig­ni­fi­ca que no si­ga­mos re­cla­man­do una nue­va ley de co­par­ti­ci­pa­ción fe­de­ral y una se­rie de me­di­das que ha­cen a una ma­yor equi­dad fis­cal, por­que Cór­do­ba po­ne mu­cho, ca­si me­dio pre­su­pues­to por año, y só­lo re­ci­be una ín­fi­ma par­te de vuel­ta.

"Buscamos equidad tributaria"

- ¿Pien­san re­to­car el im­pues­to in­mo­bi­lia­rio ru­ral?

- No es­tá pre­vis­to. Ade­más, ni si­quie­ra el pre­su­pues­to ha in­gre­sa­do a la Le­gis­la­tu­ra. Cuan­do sea el tiem­po de eva­luar la si­tua­ción pre­su­pues­ta­ria pa­ra el 2010 dis­cu­ti­re­mos la glo­ba­li­dad de la si­tua­ción im­po­si­ti­va, no la del in­mo­bi­lia­rio ru­ral en par­ti­cu­lar.

- Des­de el sec­tor han ma­ni­fes­ta­do in­quie­tud tras una nue­va reu­nión de la co­mi­sión que eva­lúa el ín­di­ce de pro­duc­ti­vi­dad.

- La co­mi­sión que eva­lúa el ín­di­ce de pro­duc­ti­vi­dad no tie­ne na­da que ver con el au­men­to del in­mo­bi­lia­rio ru­ral. El año pa­sa­do ya apli­ca­mos el ín­di­ce de pro­duc­ti­vi­dad y el sec­tor no pa­gó un pe­so más de lo acor­da­do. La con­ti­nui­dad de la co­mi­sión tie­ne que ver con la bús­que­da de equi­dad tri­bu­ta­ria en el sec­tor agro­pe­cua­rio, pa­ra que no ha­ya sec­to­res que ter­mi­nen sub­si­dian­do a otros.

- Los pro­duc­to­res tam­bién pi­den vol­ver a las que­mas con­tro­la­das.

- La Ley de Fue­go per­mi­te ha­cer que­mas con­tro­la­das en ve­ra­no. Só­lo que exi­ge un pro­to­co­lo pa­ra que esa ta­rea sea con­tro­la­da. Lo que re­cla­man es ma­yor ve­lo­ci­dad en es­tos trá­mi­tes. Es­ta­mos tra­ba­jan­do en eso, en la asis­ten­cia de ali­men­tos pa­ra el ga­na­do y los cré­di­tos a ta­sa ce­ro.

Comentá la nota