Finalmente, el presupuesto de Pilar para el año que viene será de 505 millones de pesos

Fondos genuinos y coparticipación suman 265 millones. Y se añaden 240 millones de obras de Nación que ya habían sido prometidas pero que aún no se ejecutaron. Se aprobaría la semana que viene.
Pese a que en más de una oportunidad desde el Gobierno local se alertó sobre una luz amarilla en materia económica, esa amenaza no parece verse reflejada en los números del presupuesto del año que viene.

Es que finalmente, luego de una larga postergación, ayer por la tarde llegó al edificio del HCD la gruesa carpeta que contiene el cálculo de gastos y egresos para el 2010, cifra que asciende a la friolera de 505 millones de pesos.

De todos modos, el ingreso genuino de la Comuna, es decir aquel que se ve engordado con el cobro de tasas y el envío de coparticipación, se acomodará en los 264.968.964,92 millones de pesos, según el expediente al que tuvo acceso Pilar de Todos.

El resto, unos 240 millones, pertenecen a obras de Nación postergadas (se tendrían que haber ejecutado este año pero la mayoría se pasó para el próximo), y aportes extraordinarios de Provincia.

El presupuesto actual es superior al de este 2009, situado en los 480 millones de pesos, pero varias de las obras prometidas por Nación fueron pasadas de un cálculo a otro, por lo que el real de este año no superaría los 250 millones de pesos.

En el caso del presupuesto del 2010, aparecen varias de las obras que fueron prometidas por la administración de Cristina Kirchner, pero que no fueron del todo concluidas.

Por ejemplo, el plan de asfaltos que prometió la Presidenta hace más de un año se lleva una inversión de 73 millones de pesos, unos 31 millones aparecen para la construcción del camino de circunvalación, 3 millones para la refacción del Pellegrini, y los 4 millones que faltan del plan de seguridad (en total eran 8 y ya llegaron 4). Además, Nación ejecutará, además, la construcción de casas sociales y el arreglo de la ruta 26, entre la Panamericana y Savio (Escobar), fondos que también nutren el cálculo.

Ayer por la noche los ediles analizaban en comisión las gruesas carpetas, y la idea del oficialismo sería aprobarlo la semana que viene, en una sesión extraordinaria. La intención del Ejecutivo es no sobre pasar el tiempo legal, que es el 30 de noviembre, y hacerlo con la actual conformación del deliberativo.

Comentá la nota