Finalmente, el Municipio clausuró el complejo de oficinas Downtown

Le puso las fajas por no contar con el informe de impacto vial ni el plan de obras para mitigarlo. Hace diez días habían intimado a los emprendedores. Pero no presentaron la documentación solicitada.
El Municipio procedió ayer a colocar las fajas de clausura en los accesos a la obra de construcción de Downtown Pilar, el megacomplejo comercial y de oficinas que se levanta en el Kilómetro 50 de la Panamericana.

La paralización de los trabajos fue decidida por el intendente Humberto Zúccaro luego que se venciera el plazo otorgado a fines de abril para presentar documentación faltante, entre ella los estudios de impacto vial y sus planes de mitigación.

Zúccaro confirmó públicamente ayer la clausura del complejo. De todos modos, recién hoy el gobierno daría detalles acerca del alcance y duración de la medida.

La intimación había sido enviada por el gobierno el 23 de abril último y le otorgaba un plazo de 10 días a la empresa Ligumar SA, desarrolladora del complejo, para informar las modificaciones previstas en el plan de obras complementarias que llevará a cabo sobre la colectora de la Panamericana.

Además, el gobierno le exigió a la constructora presente ante la Subsecretaría de Medio Ambiente los elementos necesarios para poder evaluar el impacto ambiental que producirían los cambios en el esquema de trabajo original.

Para eso, debían presentar una serie de estudios complementarios al informe de impacto presentado al inicio de los trámites para solicitar el permiso de obra, en el 2007.

La intimación le otorgaba a los emprendedores 10 días para completar la información solicitada. Pero ayer, casi veinte días después, la requisitoria se transformó en clausura.

Un año después

La clausura del complejo se dio a un año del conflicto desatado por las denuncias de la oposición respecto a las supuestas irregularidades cometidas en el otorgamiento por parte del Municipio del permiso para que comenzara la obra.

En aquella oportunidad, desde los bloques opositores del Concejo -principalmente del de la Coalición Cívica- se reclamaba la falta de un plan de mitigación del impacto ambiental y urbano, además de una violación del código de zonificación.

Algunos de aquellos motivos son los que el gobierno esgrime hoy para sustentar la clausura. Aunque esta vez no apunta contra el permiso original sino a las nuevas condiciones generadas por la modificación del proyecto.

Concretamente, la empresa propuso construir un puente que cruce el arroyo Burgueño. Esa obra permitiría entre otras cosas descomprimir el tránsito del puente actual ubicado en el Kilómetro 50 de la Panamericana.

"Es indudable que el proyecto que obtuvo la viabilidad es modificado por este nuevo proyecto, y requiere entonces una nueva Evaluación de Impacto Ambiental, el cual es imposible de realizar con la documentación aportada. Lo expuesto, por cuanto aquellas obras que obtuvieron la aprobación no son estrictamente aquellas que se están ejecutando y ello impone la nueva evaluación con destino a un nuevo acto administrativo tras evaluar las nuevas obras proyectadas", señalaba la intimación.

Así, requería las constancias del inicio del trámite ante el Órgano de Control de las Concesiones Viales (OCCOVI), ante Autopistas del Sol, la empresa concesionaria de la Panamericana, y ante la Dirección de Hidráulica bonaerense para la construcción del puente.

Por otra parte, la resolución establecía el requerimiento de los planos, proyectos, memoria descriptiva y demás elementos que constituyen la ampliación del Estudio de Impacto Ambiental.

El complejo Downtown demandará en una primera etapa una inversión de 25 millones de dólares y estará dedicada al mercado de oficinas. Es la que se construye actualmente. Una segunda parte, en tanto, se destinará al esparcimiento y demandará otros 25 millones.

En problemas

Esta vez fue el Estado municipal el que paralizó la obra del Complejo Downtown Pilar. Pero no es el único motivo. A mediados de abril, la empresa constructora encargada de los trabajos había despedido a 160 trabajadores y suspendió a otros 30, lo que motivó una movilización por parte del gremio de la Construcción Uocra.

Comentá la nota