Finalmente el Congreso del PJ se reúne el sábado.

Los congresales justicialistas de la oposición presionaron al oficialismo partidario para que la Junta Electoral convocara para este domingo a la primera reunión del Congreso Provincial.
El sábado por la tarde se plantaron en el exterior de la Unidad Básica de Torelli y Perón, y empujaron a emitir un acta de convocatoria aunque para el este sábado 23. El domingo se movilizaron hacia el mismo lugar ratificando su reclamo y manifestando que el 23 van a estar ahí, "para ponerle equilibrio al partido". Desde la Junta Electoral argumentan que no hubo tiempo para hacer los 200 diplomas de los cargos partidarios y que el sábado en un mismo acto podrían designarse las autoridades del Congreso y ponerse en marcha la Campaña de Rosana Bertone, con la presencia de Néstor Kirchner.

La oposición interna a la conducción justicialista representada por el legislador Adrián "Milín" Fernández y el gremialista mercantil Pablo García le hace marca personal al oficialismo, que en la figura de Carlos Manfredotti reúne a los más diversos referentes que hayan pasado por la conducción del peronismo de Tierra del Fuego durante los últimos 20 años.

Los 33 congresales provinciales, de los 60 que integran el órgano, les da una mayoría que por el momento no parece tener escapes ni deserciones. Por tanto, de no haber fisuras, la semana próxima las autoridades del Congreso tendrán el sello y el nombre que hayan mocionado estos dos sectores unificados.

Tras dos reuniones primarias donde se hicieron acuerdos partidarios y se trazaron objetivos conjuntos en materia electoral para 2011, el jueves por la noche y en Tolhuin, Fernández y García –cena de por medio–, coincidieron con 30 de los 33 congresales en pedirle por escrito y por segunda vez a las autoridades de la Junta Electoral que convocaran a la primera Reunión del Congreso para el día de ayer, domingo 17 de mayo. El primer pedido lo formuló vía carta documento el miércoles, lo mismo que el viernes por acta que lleva la firma de esos 30.

"Es cierto que conforme al cronograma que nosotros mismo realizamos, se había fijado fecha para el domingo, pero también es cierto que con 200 cargos a documentar y con todos los diplomas que tenemos que confeccionar no llegábamos", argumentan desde la Junta Electoral del PJ, bajándole el perfil al reclamo que hace la oposición interna.

"Hay que pensar también que estamos en una etapa electoral con una campaña en marcha y si podemos juntar las dos cosas, vamos a presentar un peronismo diferentes que no por nada movilizó casi 7000 afiliados", retruca los miembros de la Junta, quienes no pierden la esperanza en que el sábado, no solo se designen las autoridades del Congreso Provincial, sino que el Peronismo arranque con la campaña para que Roxana Bertone permanezca otros 4 años en la Cámara de Diputados de la Nación.

Desde el mismo sector dicen que "la compañera" (por Bertone) ha invitado al ex presidente de la Nación Néstor Kirchner a cerrar el acto. Aunque no lo consideran nada seguro ya que esta vez en un salto de provincia "El Pingüino" encabeza la lista a diputados por la Provincia de Buenos Aires, secundado por Daniel Scioli el Gobernador de la misma y por 47 intendentes del Frente Para la Victoria de ese distrito electoral.

Cierto es también que "la militancia", como se autodenomina la oposición, no piensa igual y ve a esta acción como un acto dilatorio para la puesta en marcha del partido. Por eso no deja de aglutinar a la tropa durante en estas horas cruciales, donde la lealtad tendrá su recompensa o no, en la cantidad de votos que sostengan la nominación de las autoridades.

Ayer al mediodía las cabezas de esta oposición junto a 30 congresales –según dijeron uno estaba en Buenos Aires y 2 que dieron parte de enfermo– que junto a militantes de base formaron un grupo por arriba de los 100, plantearon que las movilizaciones de ayer y del sábado "tienen causa justa, porque es contra aquellos que hicieron lo que quisieron con el partido y que quieren seguir haciéndolo".

"Hoy por hoy se deben estar dando cuenta de que no hará más lo que quieren, porque hay una oposición firme ideológica y moralmente, que quiere a la provincia y al partido. Si se les ocurrió cambiarla para el 23, vamos a estar ahí, para ponerle equilibrio al partido", vaticinó Fernández, frente a un grupo de militantes que en dos momentos cantó la marcha peronista, agitó bombos por el espacio de una hora y gritó consignas contra los cabezones.

Comentá la nota