Finalmente, Ambrosis se fue de la Jefatura Distrital

El trámite burocrático que faltaba para sellar la salida de Nora Ambrosis de su cargo de inspectora jefe distrital de Educación terminó de cerrarse en la jornada de ayer.
La funcionaria, que ya estaba al tanto de la decisión de alejarla del puesto, se notificó oficialmente en la víspera cuando le dieron a firmar la denominada "limitación en sus funciones".

De esta manera, quedó cerrado su ciclo al frente de la Jefatura Distrital y a partir de hoy a la mañana volverá a ejercer su cargo de base, el de inspectora en Educación Primaria, función que desempeñará en la oficina situada en el primer piso de la Escuela Nº 4.

Lo que todavía resta resolver, o al menos comunicar oficialmente, es quién será él o la reemplazante de Ambrosis en la Jefatura Distrital.

La jornada de hoy podría ser clave en ese sentido: la jefa regional, Anahí Carbone, tiene previsto participar de un encuentro de autoridades del área en la ciudad de La Plata, reunión en la que se abordarán diferentes temáticas del campo educativo. En el transcurso de esa cita, que tendrá lugar en la sede de la Dirección General de Cultura y Educación, también podría recibir el nombre del sucesor que ocupará el puesto que ayer quedó oficialmente vacante.

En las últimas horas, el nombre escuchado con más fuerza en todo el ámbito educativo local es el de Irene Erretegui, que hoy se desempeña como inspectora en Educación Inicial. Su nombramiento no fue informado por fuentes oficiales, aunque distintas fuentes la ubican en el primer puesto de los candidatos.

Ambrosis se mantuvo al frente de la jefatura distrital durante dos años y dos meses. La inspectora había ocupado el primer lugar entre los candidatos a consejos escolares, en la boleta del Frente para la Victoria, la misma que postulaba a José Eseverri como intendente local. No obstante, pese a haber sido elegida y a transformarse en la candidata natural a presidir el mencionado cuerpo, nunca llegó a asumir en el edificio de Moreno y Coronel Suárez. Enseguida se hizo público su nombramiento en la Jefatura Distrital, desplazamiento que le permitió al profesor Níver Cusato transformarse en el reemplazante de Susana Bustamante.

La decisión de separar a Ambrosis del cargo tendría distintos motivos: por un lado, reproches técnicos y operativos a su labor en la dependencia. Por otro, razones políticas, como el hecho de haber invitado y otorgado un lugar de privilegio a Alberto Hernández en el Congreso Educativo que la propia Ambrosis organizó en Olavarría.

Comentá la nota