Finalizó la obra de la Comisaría Segunda

La Dirección de Obras del Ministerio de Seguridad informó que finalizaron las refacciones en el edificio de la Comisaría Segunda, de Quequén. A partir de ahora, contará con una capacidad para ocho personas, divididas en dos sectores de cuatro, y a las remodelaciones efectuadas, hay que sumar la incorporación de los servicios de agua corriente y cloacas, tareas desarrolladas con la colaboración del municipio local.
También está en funcionamiento el sistema de gas envasado, otro de los objetivos de los responsables de la dependencia policial de la calle 529.

Asimismo, un aspecto diferente presenta la fachada totalmente renovada y con pintura nueva. Algo similar sucede en el interior de la construcción con un acceso más cómodo para quienes acuden a la guardia y otras áreas redistribuidas para mejor atención del personal.

El jefe de la Seccional Segunda, capitán Daniel Otero, informó a Ecos Diarios que “las remodelaciones eran sumamente necesarias y esto nos permitirá trabajar con mayor soltura, además de tener servicios esenciales”.

Aporte municipal

Con relación a los servicios, la Municipalidad de Necochea ejecutó los trabajos extensión de la red de agua corriente y cloacas, que luego fueron conectados con el edificio de la citada repartición policial.

Con respecto al gas envasado, fue valiosa su instalación, ya que ahora se cuenta con agua caliente para los efectivos que cumplen sus tareas en el lugar y para quienes estén restringidos de su libertad.

La Comisaría Segunda cuenta con baños nuevos, un sector destinado a la cocina, quincho y demás dependencias.

Los detenidos tendrán un patio con luz solar y aireación, y se construyó un área de locutorio, para que quienes estén alojados en el lugar puedan recibir visitas sin tener un contacto directo con familiares y amigos.

También la dependencia cuenta con una manguera antiincendios en el interior y sobre el patio exterior se levantó una cochera para el estacionamiento de cuatro patrullas.

Las obras

La capacidad de los calabozos será para ocho personas, con dos sectores de cuatro y con baño privado.

Al respecto, el capitán Daniel Otero reconoció que “recibimos la comunicación del Ministerio de Seguridad acerca de la conclusión de la obra prevista”.

Añadió el funcionario que “para habilitar los calabozos debemos tener la autorización de los jueces de Garantías, del Tribunal Criminal Nº 1 y de los defensores oficiales, para luego poder trasladar a algunos presos que están actualmente en otras reparticiones de Necochea y de la zona”.

Luego que los magistrados observen las condiciones de los flamantes sectores para detenidos, podrían ser ocupados en breve lapso, según se consignó en la víspera.

Comentá la nota