Finaliza la intervención radical y Cornejo alistó su tropa para el regreso.

Finaliza la intervención radical y Cornejo alistó su tropa para el regreso.
Habrá elecciones "normalizadoras" el 22 de noviembre. El intendente de Godoy Cruz convocó a los cobistas a volver a la UCR. Polémicas.
El mismo día en el cual el interventor de la UCR, Carlos Le Donne, convocó a elecciones para normalizar el partido, el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, arengó a más de 200 dirigentes cobistas a que se reafilien al radicalismo y participen de los comicios.

"Debemos estar ordenados para evitar que el Gobierno siga haciendo desastres", lanzó ayer el jefe comunal. Desde la conducción del Confe (la fuerza que armó el vicepresidente Julio Cobos), Juan Carlos Jaliff insistió con que no es el momento de volver a la UCR.

El 22 de noviembre se levantará la intervención radical (que fue dispuesta cuando Cobos se alió con los Kirchner) de acuerdo a lo que oficializó Le Donne ayer.

"Antes de diciembre teníamos que terminar con la intervención. Estamos contentos porque estamos recibiendo muchas afiliaciones nuevas y aspiramos a tener entre 130 y 135 mil nuevos afiliados en la provincia", explicó.

Como el 21 de este mes vence el plazo para las afiliaciones y reafiliaciones, Cornejo aprovechó para tomar la posta en un acto que se hizo ayer por la tarde en salón Van Gogh de Palmares Boureau y en el que él fue el único orador, en medio de los fuertes rumores sobre sus intenciones de candidatearse como gobernador en 2011.

En el encuentro había militantes con remeras con leyendas que no pasaban desapercibidas. "Yo vi al PJ 25 puntos abajo", lucía un grupo de jóvenes, ironizando sobre el resultado electoral de finales de junio, en el que el Frente Cívico Federal de Cobos (formado por la UCR, el Confe y partidos aliados) se impuso cómodo ante el oficialismo.

Además, marcaron presencia 47 concejales y 9 legisladores, algunos eran electos y otros con mandato y también, funcionarios y ex funcionarios (como el ex ministro de Gobierno Sergio Marinelli o el ex ministro de Seguridad Miguel Bondino). En ese marco, el intendente cobista expuso los motivos por los que considera que los cobistas tienen que dejar el Confe para retornar al radicalismo y a la vez, mantener el Frente Cívico Federal.

"El radicalismo provincial sufrió una fractura, pero no tiene ningún sentido mirar para atrás y echar culpas", subrayó. Esa cita no fue casual, ya que fue el propio Cornejo uno de los artífices de la alianza de Cobos con Kirchner.

"Hay quienes pensamos que si no se hubiese intervenido el partido no estaríamos padeciendo este pésimo Gobierno y hay otros que piensan que si nosotros no nos hubiéramos unido con algunos peronistas, el radicalismo no estaría dividido", amplió.

Sin nombrarlos, Cornejo dirigió parte de su discurso a los cobistas que no quieren volver al radicalismo, entre los que se encuentra Jaliff y el vicepresidente del Confe, el diputado nacional electo Ricardo Mansur.

"En el imaginario colectivo, en estas elecciones ganaron los radicales unidos con Cobos. Nosotros creamos el Confe para tener un partido con el que presentarnos ya que la UCR estaba intervenida y para buscarle una estructura a Cobos, nada de eso hoy es necesario".

Además, insistió para que todos los legisladores que conformar el Frente Cívico Federal deben armar un interbloque. "Tenemos que estar ordenados, sino el gobernador (Celso) Jaque y su secretario general (Alejandro) Cazabán se seguirán riendo de nosotros que no podemos imponer una ley", espetó.

Pero el pasaje más polémico fue cuando aseveró que los cobistas que quieran volver al radicalismo podrán presentarse como autoridades partidarias. "Porque la Carta Orgánica habla de dos años de antigüedad pero no dice que deben ser estos últimos dos años. Yo estuve 25 años afiliado a la UCR y si lo deseo, puedo hacerlo", afirmó.

Sin embargo, Le Donne puso en dudas esa interpretación. "En mi criterio, hay que ser generosos y permitirlo, pero le he pedido un dictamen al Comité Nacional que es quien debe sentar jurisprudencia", dijo ante Los Andes.

En tanto Jaliff, aprovechó para recordar que "las reglas aún no están claras. Nosotros pensamos que no es el momento de afiliarnos a la UCR, lo haremos cuando Cobos lo haga", condicionó el ex vicegobernador. La fecha, por ahora, es incierta.

Comentá la nota