Al final, suspendieron a la concejal "pensionada"

Patricia Miño, la edil disidente que recibía una pensión por invalidez, se quedó sin su banca a instancias del oficialismo. Todo terminará en la Justicia.
En una sesión especial, el Concejo Deliberante de Hurlingham suspendió finalmente a la concejal señalada por cobrar una pensión de invalidez “incompatible” con su dieta de edil. La medida fue aprobado por 13 concejales del oficialismo que sesionaron sin la presencia de los todos los bloques opositores.

Se trata de Patricia Miño (ingreso por la colectora K Hacer por Buenos Aires) que percibe 483 pesos mensuales por una insuficiencia coronaria y que el viernes último fue notificada de su suspensión.

La acción no deja de ser llamativa, ya que no habría quedado demostrado que alguna normativa impida que la concejal reciba esa asignación al mismo tiempo que su sueldo como legisladora. Además se confirmó que la pensión de Miño fue otorgada bajo el cumplimiento de todos los requisitos.

“Ellos actuaron impunemente porque no tenían las dos terceras partes del concejo en su totalidad -es decir 14 concejales- ya que a mi me suspendieron con 13 concejales en el recinto y violaron así la normativas de la Ley Orgánica de las Municipalidades”, denunció Mió en diálogo con 24CON al tiempo que prometió llevar el caso a la Justicia. 24CON intentó un diáologo telefónico con la titular del HCD, Hilda López, pero la edil no dio lugar a dialogar sobre el tema.

El tema salió a la luz en julio último, cuando la presidenta del Concejo Deliberante de Hurlingham -y dirigente fiel al intendente justicialista Luis Acuña-, Hilda López, hizo público durante una sesión que la concejal opositora cobraba una pensión por discapacidad e inició una investigación para determinar si el subsidio es compatible con la dieta que percibe como edil.

La comisión investigadora quedó integrada por cinco concejales del PJ (oficialismo) y cuatro de la oposición. A comienzos de octubre se presentaron dos dictámenes: el de mayoría oficialista pidió la suspensión de la concejal y la correspondiente denuncia penal por haber “incurrido en faltas graves”. La de minoría solicitó desestimar la denuncia, al manifestar que “no surge de la legislación vigente que exista incompatibilidad alguna”. Después, el oficialismo sentenció la suspensión y llevó el caso a la justicia. En tanto, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación dispuso “suspender provisoriamente los pagos” de la pensión hasta que se aclare el caso.

“El oficialismo en el Concejo Deliberante no se respetaron los tiempos administrativos. El tema fue manejado con total impunidad, porque me han vedado totalmente el derecho a la defensa”, dijo Miño y agregó: “Acá hay un puja por controlar los dos tercios del recinto, cosa que el oficialismo necesita para manejar el recinto, y siempre trataron de que estuviera de su lado pero vieron que no había forma de torcer mi postura”. Miño será reemplazada por el primer suplente de la lista, Raúl Surita que, casualidad o no, actualmente tendría buena relación con el oficialismo.

Comentá la nota