Al final, se llegó a un acuerdo en Unión PRO

La conducción provincial del peronismo disidente y el PRO destrabó la situación local y confeccionó una lista única en Lanús. El primer lugar lo ocupa el referente denarvaísta en el distrito, Roberto "Chirola" Díaz, mientras que los dos siguientes cupos quedaron para el macrismo. Fuera del armado quedó el justicialismo más vinculado al ex intendente Manuel Quindimil. Hoy se presentan los candidatos.

Finalmente, y luego de interminables idas y vueltas, desde Lanús confirmaron que Unión PRO no presentará colectoras en el distrito y que los dos sectores participarán de un frente común en las elecciones legislativas del 28 de junio.

El primer lugar de la nómina quedó para el referente máximo de Francisco De Narváez en el partido, Roberto "Chirola" Díaz, mientras que los dos siguientes cupos quedaron en manos de dos macristas: Carlos Barbagallo –reconocido rematador local y hombre cercano al concejal Jorge Schiavone- y Susana Arce.

El resto de los primeros puestos de la nómina los completan el actual edil de Unión Celeste y Blanco, el ex PRO Gabriel Di Masi; Fernando Segundo, que representa al MAP de Orlando Gandini; Claudia Tronconi, dirigente de las 62 Organizaciones Peronistas del "Momo" Venegas; y Martín Sosa, también de Unión.

En este punto cabe recodar que ambos espacios habían presentado listados separados ante la Justicia Electoral el último fin de semana por no haber podido limar sus pretensiones en las negociaciones previas.

La nómina final, por tanto, fue confeccionada por representantes de la mesa de conducción provincial de ambos sectores el martes, en el límite otorgado por la Justicia Electoral para la cristalización de alianzas.

Consultado al respecto, el primer aspirante a concejal por el frente opositor reconoció que "la situación estaba complicada" y sin intervención de las líneas superiores "no se hubiera resuelto".

"No podíamos llegar a un acuerdo y todo indicaba que íbamos a ir separados. Sin embargo, llegó un pedido de Francisco (De Narváez) y nosotros no podíamos negarnos a algo que viene de parte del futuro gobernador de la provincia", explicó Díaz.

En esta misma línea, días atrás, el referente del macrismo local, Jorge Schiavone, había anticipado en diálogo con este medio que "la orden de unidad" llegaba "desde arriba" y que era "lo mejor para fortalecer el espacio".

"Así querían que sea desde arriba, así que finalmente se confeccionó una lista mechando los candidatos de los dos", completó el edil.

El gran perdedor del nuevo armado terminó por ser el espectro peronista más vinculado al ex intendente Manuel Quindimil, alineado detrás de las figuras de José Luis Bianchi, Claudio Lozano y Marcela Ibarra en el Frente de Unidad Peronista (FUP).

El sector pasó de tener una importante representación en la nómina del peronismo disidente, a quedarse sin ninguno de ellos tras la depuración. Según indicaron algunas fuentes allegadas al macrismo, la presencia de esos dirigentes fueron los que trabaron las negociaciones ya que exigían contar con la misma proporción de candidatos que los otros dos sectores.

Los postulantes de Unión PRO serán presentados hoy en un acto convocado a las 20 en un salón ubicado en la intersección de las calles Oliden y Paraguay.

Comentá la nota