Al final, hubo acuerdo salarial en puerto SAE.

Anoche pactaron un 20% de aumento. Buscan el regreso de dos navieras.
Finalmente, y luego de una ardua paritaria que tuvo lugar en Viedma, SOPSAO y Patagonia Norte acordaron un incremento salarial que le puso fin a un conflicto que desde el lunes por la noche complicó la operatoria de actividades del Puerto, y que comenzó a registrarse de manera simultánea a la implementación de medidas de fuerza que al inicio de la zafra realizaron los obreros de la fruta, tensando las relaciones entre la firma y el gremio.

Las partes acordaron un aumento del 20% sobre el salario básico, un 40% de incremento sobre el plus por producción , $2.400 de sueldo neto garantizado para el estibador y $ 2800 de garantizado para los ´capacitados´.También se decidió la apertura de una mesa de negociación tendiente a discutir el convenio colectivo de trabajo, ya que el que actualmente está en vigencia caducará en diciembre de este año.

Ése será el marco en el que se discutirá una de los mayores cuestionamientos del gremio, que es la modificación del coeficiente que se utiliza para calcular la suma que perciben como ´plus´, ya que SOPSAO busca regresar al método de ´prorrateo´ o por puntos que se utilizaba en 1998 para calcular ese índice, así como también la carga horaria por jornada.

La paritaria, que estaba prevista para las 9, se dilató debido a la exigencia de ´Patagonia´, que pidió que en el Puerto se retomaran las actividades, levantando la medida de fuerza de ´trabajar a reglamento´, antes de la discusión. Recién a las 14 los sindicalistas ordenaron que comenzara la labor regularmente en el muelle de SAE y entonces arrancó el debate.

La propuesta de ´Patagonia´, consistente en un incremento escalonado, fue rechazada y después de mucha discusión la firma presentó la opción que fue rubricada anoche. "Optamos por ese ofrecimiento porque ya no se podía dilatar un acuerdo, ya que lo que peligró en este marco fueron los intereses de todos los actores involucrados en la cadena productiva de la actividad" expresó el gerente de recursos humanos de la concesionaria del puerto, Cristian López. Adelantó que "ahora queda recomponer lo que se destruyó, así que mañana mismo (por hoy) trataremos de reunirnos con las empresas navieras que optaron por retirar sus buques del muelle y suspender sus embarques para que ahora que está disuelto el conflicto puedan, tal vez, volver atrás en sus pretensiones".

Los últimos cinco días hábiles de conciliación, que el sindicato no se dispuso a acatar, culminarían el próximo lunes, lo que generaba un clima de tensión extrema tanto para la empresa, que exhortó a no confundir ´los tantos´ y negociar sólo parámetros salariales, como para el gremio, que había iniciado un camino de protestas que venían anticipando que derivaría en la retención total de servicios.

En ese marco dos empresas navieras (Hamburg y CCAB) decidieron retirar sus buques del muelle, debido a las demoras en los embarques, primero con la larga espera en ´rada´ de los mercantes debido al conflicto de los obreros de la fruta y luego con las medidas de fuerza adoptadas por los portuarios.

Comentá la nota