Al final, la gran fiesta de OSEP será pagada por los propios empleados

Así lo indicó la obra social a través de un comunicado. El evento le iba a costar 110.000 pesos a la entidad, pero el directorio decidió que el valor de las tarjetas los absorba enteramente el personal. Resaltaron que desde hace más de una década la obra social y los empleados comparten los gastos y que el único cambio de este año era que los servicios se iban a licitar.
Finalmente, las autoridades de la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) renunciaron a gastar 110.000 pesos en la fiesta de fin de año de la institución, que se realizará el 5 de diciembre.

Según consignó un comunicado de prensa de la OSEP, la celebración será pagada enteramente por los empleados. Esta decisión se tomó durante una de las habituales reuniones que tiene el directorio de obra social y contó con el visto bueno del propio personal.

"La totalidad del valor de la tarjeta sea abonado por los empleados", expresa el comunicado en cuestión. También recuerda que "la fiesta de fin de año de la OSEP se realiza hace más de 10 años y nunca fue cuestionada, siempre se realizó de la misma manera: una parte la pagaban los empleados y otra parte la absorbía la obra social".

También indicaron desde OSEP que este año "sólo se pretendía realizarla a través de una licitación pública".

La polémica por la fiesta de la obra social explotó esta semana, cuando trascendió el gasto del festejo y que la mayor parte del costo recaería en el organismo. El presupuesto integral ascendía a casi 110.000 pesos por servicios integrales de comida y show. El lugar previsto es el salón La Burbuja, de Guaymallén.

Esta noticia contrastó con algunas quejas por el servicio de la obra social y en medio del comienzo de gestión de Marcelo Costa como nuevo jefe. El ex subsecretario de Servicios Públicos del gobierno de Celso Jaque se estaba ocupando personalmente de la organización del evento.

Comentá la nota