Al final Botnia no contaminó

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, dijo que "no se encontraron restos de celulosa" en las muestras analizadas y descartó la presencia de elementos contaminante. Además reiteró que no avalan los cortes de ruta.
En lo que representa un giro en la postura del Gobierno frente a la actividad de Botnia en Uruguay, el ministro Aníbal Fernández salió a confirmar que la mancha que apareció ayer en el Río era una formación de algas.

De este modo confirmó el diagnóstico que había realizado en el día de ayer la administración de Tabaré Vázquez y marcó una fuerte contraposición con la Asamblea Ambiental de Entre Ríos, que había denunciado un supuesto derrame de la planta de celulosa.

"Las muestras tomadas del Río y analizadas denotan, preliminarmente, que no hay restos de celulosa", dijo en una conferencia de prensa que se realizó esta noche en la Casa de Gobierno.

“La celulosa es un compuesto que tiene glucosa y no hay glucosa en la mancha. Por lo tanto no hay pasta de celulosa y consideramos que hasta el momento sólo hay algas verdes”, detalló el funcionario.

Consultado sobre la postura del Gobierno frente a los cortes de ruta que realizan algunos vecinos de Entre Ríos, Fernández reiteró que el Ejecutivo “nunca acompañó” esa metodología y dijo que ya no hay sentido para continuar con las protestas porque cuando suceden cosas como las de ayer, el “Gobierno reacciona con la seriedad necesaria”.

Comentá la nota