En el final, el PJ apuesta todo a Guaymallén.

En el oficialismo creen que, aunque por un margen muy estrecho, es posible una victoria el domingo y para hacerla realidad han decidido apostar sus últimas fichas al departamento con más electores: Guaymallén.
Basados en los números de sus últimas encuestas, dicen que van a ganar el segundo y el cuarto distrito. Dan por perdido el tercero a manos del cobismo. Hoy, aseguran en la Casa de Gobierno, en el primer distrito están abajo y por lo tanto creen que es allí donde tienen que concentrar sus acciones.

En esa línea de pensamiento, afirman que si ganaran Guaymallén por ocho puntos (unos 12 mil votos) se asegurarían el triunfo provincial. Recuerdan lo que ocurrió en 2007, cuando este departamento también parecía esquivo y Celso Jaque, con el traje de candidato a gobernador, reforzó allí sus caminatas en los últimos días de campaña y terminó juntando muchos más votos de lo previsto. Incluso, ayudó a que el candidato del PJ, Alejandro Abraham, se colara entre los concertadores Pardal y García y ganara la intendencia.

Esa intención se ve reflejada en la intensa actividad municipal de los últimos días, que mostró a Abraham recorriendo barrios y consultando a los vecinos sobre sus necesidades.

Según los datos del sondeo que hizo el fin de semana pasado Antonio De Tommaso, encuestador del PJ, los candidatos Bermejo y Félix están dos puntos arriba de los cobistas Sanz y Mansur (37,4 a 35,4)

Comentá la nota