Una filtración le suma tensión al G-20

La difusión de un borrador del comunicado final del encuentro provocó malestar en Gran Bretaña; habría sido revelado por Alemania
LONDRES.- La filtración de un borrador del comunicado final de la cumbre del G-20, en el que Gran Bretaña parece presionar a los otros miembros para que respalden nuevos planes de estímulo por un total de dos billones de dólares, provocó nuevas tensiones entre los países que dentro de tres días se reunirán en Londres para discutir las medidas necesarias para superar la crisis financiera.

La prensa británica informó que se sospecha que el borrador del comunicado, publicado el fin de semana por la revista alemana Der Spiegel , fue "un acto deliberado de sabotaje por parte de fuentes del gobierno alemán, en momentos en que la canciller Angela Merkel está adoptando una posición más cautelosa que [el premier británico Gordon] Brown en cuanto a medidas fiscales para reactivar la economía".

El comunicado filtrado incluye la cifra de dos billones de dólares entre paréntesis, lo que parece indicar que se trata de una propuesta británica de aumento de gasto, que aún debe ser aprobada por los otros miembros del G-20. El gobierno británico rechazó esta versión.

"Este es un viejo borrador que ha cambiado en unos cuantos aspectos", dijo un vocero de Downing Street, que agregó que la cifra se derivó de información previamente publicada por el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Aunque no comentamos filtraciones, la cifra de 2 billones de dólares hacía referencia a un estimado del FMI de las acciones previamente anunciadas", precisó el vocero.

Sin embargo, el borrador avivó las especulaciones de que Brown "fue forzado a reducir su ambicioso plan debido a la oposición internacional, liderada fundamentalmente por Alemania y Francia", señaló el dominical británico Sunday Telegraph .

Der Spiegel, por su parte, reveló que obtuvo el documento de fuentes del gobierno alemán. El gobierno británico evitó responsabilizar abiertamente al círculo cercano de Merkel y señaló como culpables a los partidos políticos más pequeños que pertenecen a su coalición de gobierno.

Y en un claro intento por mostrar un frente unido de cara a la cumbre, en la que se intentará sentar las bases de un nuevo sistema financiero mundial, el ministro de Relaciones Exteriores británico, David Miliband, restó ayer importancia al profundo distanciamiento entre los países que apoyan un mayor estímulo, como Gran Bretaña y Estados Unidos, y aquellos que han instado a ser prudentes, como Francia y Alemania.

"No se les pedirá a los países que revelen sus planes de gasto público en la cumbre, pero deberían estar al tanto de que el aumento de la demanda tendrá un papel clave en la recuperación", señaló a la BBC.

"Esta cumbre del G-20 nunca fue sobre diseñar presupuestos nacionales. Es acerca de la estructura financiera internacional", precisó Miliband, que pidió dejar de lado la idea de que los anglosajones apoyan la política fiscal y los europeos, la regulación, porque "ambas son necesarias".

En tanto, el ministro de Finanzas británico, Alistair Darling, afirmó que Gran Bretaña y Estados Unidos no presionarán a los líderes del G-20 para anunciar planes de estímulo.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron, por su parte, que el presidente Barack Obama enfatizará la necesidad de un "estímulo significativo" para fomentar la economía mundial, pero que no exigirá un gasto adicional de inmediato.

Los líderes del G-20 se reunirán el jueves en la capital británica para discutir formas de mejorar las regulaciones, el comercio internacional y aumentar el gasto, a fin de ayudar al mundo a salir de la peor recesión desde la década de 1930.

Otro borrador del comunicado final que había sido anticipado por Der Spiegel fue publicado ayer por el Financial Times . En él se indica que los líderes del G-20 esperan que el apoyo al sector financiero, el aumento de gasto público y el financiamiento extra al FMI saquen la economía mundial de la recesión para fines del 2010.

El borrador subraya que el proceso de expansión fiscal en curso hará crecer el PBI mundial en un 2%, y que creará unos 20 millones de puestos de trabajo. Además, incluye el compromiso a combatir el proteccionismo y completar las negociaciones para el comercio mundial.

El documento de 24 puntos establece medidas para ser tomadas en fondos de cobertura, pagos a ejecutivos, paraísos fiscales, tasación de monedas y reservas de capital bancarias. Pero no pareció tener cifras específicas sobre más medidas de estímulo públicas para alentar la demanda. El borrador agrega que los líderes del G-20 planean reunirse nuevamente antes de fin de año para revisar los progresos.

También señala que el financiamiento adicional será dirigido a países emergentes y en desarrollo que enfrenten una amenaza a la estabilidad.

Agencias ANSA, AFP y Reuters

Renunciará el presidente de General Motors

* WASHINGTON (EFE).- El presidente de General Motors (GM), Rick Wagoner, renunciará hoy a su cargo como parte del acuerdo por el cual el gobierno norteamericano ampliará el apoyo financiero al mayor fabricante de autos de los Estados Unidos. El diario The Wall Street Journal y la cadena ABC de televisión, entre otros, indicaron que Wagoner ya presentó su dimisión, pero que el anuncio oficial se hará hoy. En los últimos cuatro años, GM registró pérdidas por US$ 82.000 millones y estuvo a punto de quedarse sin dinero a fines de 2008, lo que obligó al Tesoro norteamericano a extenderle préstamos por US$ 13.400 millones.

Comentá la nota