Las fiestas de fin de año serán más caras

Todos los productos tienen un incremento con respecto a diciembre del año pasado. Las compras para navidad ya comenzaron en la ciudad y aumentarán con el cobro del medio aguinaldo. Diario CASTELLANOS te cuenta los distintos precios de los productos para las próximas celebraciones.

Con las cercanías de las fiestas de fin de año comienza la preocupación de que se va a elegir para las cenas de Nocb Buena y la del 31 de Diciembre. Muchos prevén y compran con antelación para evitar los aglomeramientos dentro de los negocios y evitar largas colas.

Otros eligen más cerca de la fecha, así aprovechan el medio aguinaldo, y adquieren los productos sin importar la espera o el alboroto que se genera por la gran concurrencia de personas.

Hay precios para todos los gustos y posibilidades. En casi todos los comercios hay amplitud en cuanto a precios, calidad y marcas. Algunas diferencias son abismales, mientras que otras, la de los productos menos consumidos, apenas si se diferencian entre unos y otros.

Por ejemplo, el precio del clásico pan dulce es una prueba de cuanto puede variar el costo entre una marca y otra. Los más económicos están cerca de l$ 6$6,5 y los más caros cuestan más de 15 pesos. También hay alguna que otra variedad de calidad artesanal que supera los veinte pesos.

En tanto, los budines están en losrel $3,5 y $ 8,50. Al igual que con los pan dulces, los artesanales son de costos más elevados. Las marcas y las diferencias de sabores influyen en el precio final de cada producto.

La sidra es uno de los productos más comprados y su valor oscila entre $5,30 y los $8. El ananá fizz tiene precios que van desde los $6,49 a los $8,52. El champagne más económico tiene el precio de la sidra más cara.

Comenzaron a comprar

Los primeros días de diciembre se caracterizaron por las compras. No se dejó todo para el final y las familias iban recorriendo los supermercados y eligiendo los productos para las fiestas.

El tradicional asado era especialmente elegido y su costo varía según la calidad entre los casi doce pesos y los dieciocho. El kilo de chorizo cuesta, en promedio, $16,90. El pechito deshuesado ronda los 18.

Los que prefieren cenar cosas frías optan por el peceto que está entorno a los veinte pesos. Un arrollado de pollo para luego cocinar vale unos dieciocho pesos. El kilo de matambre se consigue a diecisiete.

A todo esto hubo que sumarle los adornos navideños que decoran los hogares. Seis bolitas de colores de tamaño medio para colocar en un arbolito cuestan cinco pesos. Las imitaciones de las ramas van de los $ 16,9 a 19,9 según la extensión y la calidad de elaboración. Un juego de luces comunes supera los diez pesos.

El arbolito de navidad cuesta como mínimo unos veinticinco pesos. Hay de más de doscientos y también unos en tamaño miniatura que se consiguen por algo más de once pesos.

A todo esto siempre se suman los regalitos navideños que varían según el bolsillo y el requerimiento de cada uno.

La canasta navideña

Las principales cadenas de supermercados minoristas y mayoristas fueron convocadas para lanzar las tradicionales canastas navideñas, que percibirán un aumento de precios máximo del 8%, respecto de las comercializadas en diciembre de 2008. Las canastas navideñas cuentan con pan dulce, budín, una sidra, garrapiñada, turrones y otros productos.

El Centro de Educación al Consumidor (CEC) y la Asociación de Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), informó que tanto el pan dulce, la sidra, los turrones y los arbolitos navideños tienen un incremento de entre 2 y 41 por ciento.

La canasta navideña más económica arranca en 17 pesos, por lo que aumentó un 15 por ciento respecto al precio del año pasado.

El pan dulce y las bebidas subieron entre 10 y 15 por ciento; los cortes de carne, los arbolitos y sus adornos registraron el aumento más elevado, con hasta un 40 por ciento más. Además, hay una mayor cantidad de productos más racionados, con envases y paquetes más chicos.

Comentá la nota