La fiesta de Scioli por dentro contada por 24CON

Anoche el gobernador festejó sus 52 años con una cena en el histórico hotel de Mar del Plata. Fueron los Midachi, Vilas, Balestrini y Mirtha Legrand, entre otros funcionarios y amigos. Paella, Cachita y Cohibas
"Yo soy la libertad, tu la esperanza" cantaba la voz metálica de un Sergio Denis que hizo del playback su mejor instrumento musical. El vestido multicolor de Karina Rabolini tamborileaba la melodía pegadiza, mientras el anfitrión, Daniel Scioli, recordaba a Dady Brieva que eran 52 y no 51 los años que cumplía.

En la mesa principal del Provincial, la "señora" de Mar del Plata -Mirtha Legrand- invirtió los roles: al mediodía actuó de anfitriona (en su almuerzo televisivo) y a la noche, de invitada principal (en el cumpleaños del Gobernador). Los Midachi y sus respectivas esposas, Karina y Daniel completaron los lugares de esa mesa. Otras seis mas, para ocho comensales, estaban preparadas para la cena que incluyó langostinos, agnolotis y paella.

[Legrand]

El gobernador Daniel Scioli recibió en la "casa" de Florencio Aldrey Iglesias (dueño del Hermitage y concesionario del Provincial, dos hoteles históricos de Mar del Plata). Allí saludó a legisladores, (pocos) políticos y amigos de la pareja Scioli-Rabollini. El vicegobernador de la provincia, cómodamente instalado en el salón, encendió un Cohiba y escuchó los elogios que Scioli prodigó a su persona: "esta es una fórmula que cada vez se lleva mejor, no como otras", deslizó el Gobernador, sin hacer más comentarios al respecto.

También agradeció la presencia de Guillermo Vilas y su esposa tailandesa, a quien calificó como "el mejor deportista". Justamente ayer, martes, Vilas impartió una Clínica Magistral de tenis promovida por el gobierno de la provincia, a los efectos de detectar nuevos campeones.

Las parejas más divertidas de la noche fueron el propio Scioli y su hija Lorena, el presidente del Banco Provincia Guillermo Francos y su delgadísima esposa

[51]

y el "Gran Willy" y su novia

Los Midachi hicieron cantar a Cachita (de Montaner) y divirtieron al gobernador, que se mostró relajado y festivo. Para ellos Scioli también tuvo elogios: "Ellos pusieron la cara por mí cuando nadie la ponía", dijo. Y recordó que hacía 16 años que el trío no era invitado a hacer su show en la Costa.

Conversando con uno de los comensales, Scioli dijo que estaba pensando en poner enredaderas y parras en su casa de Benavídez. ¿Será por una cuestión de "sombra" o para mantener alejados a los periodistas del Conurbano?

Comentá la nota