La Fiesta de la Ganadería tuvo un cierre espectacular con la jineteada

Unas 10.000 personas de todo el país estuvieron en la 28ª edición del festejo en General Alvear.
´Unas 10.000 personas entre alvearenses y visitantes de otros lugares del país le dieron un marco espectacular al último día de la XXVIII Fiesta Nacional de la Ganadería de Zonas Áridas. La doma, la destreza de los jinetes y la alegría de los presentes fueron los ingredientes que condimentaron un domingo totalmente diferente.

En todo momento se vio y se respiró clima gauchesco sobre el predio de la cámara de comercio para la fiesta más importante del Oeste Argentino. Desde temprano se observaron largas colas de autos sobre la ruta 188, aunque el grueso de la gente ingresó en horas de la siesta, donde se dio lo más jugoso de las clásicas domadas.

Sin embargo, los madrugadores coparon la circunferencia del campo sentados en reposeras o arriba de un vehículo acompañados de mate y tortas fritas, algunos para esperar el mediodía, donde costillares y hasta cerdos en la parrilla se sirvieron como menú.

En cuatro palenques se fueron rotando los jinetes que llegaron de todos los rincones de la Argentina. Montas 4 de tropillas de Unión, Buena esperanza y Villa Mercedes de San Luis, Mendoza y del mismo General Alvear dieron un espectáculo de gran nivel. Desde el mangrullo, pasando por el payador Uruguayo Wilfrin Pérez junto a su hija, hasta los relatos de Coco Ayala animaron la fiesta.

Carlos El Bebe Di Paolo, quien organiza la jineteada desde 1982, dijo que este año tomaron otra forma de trabajar pensando en la gente. "Para mejorar el espectáculo decidimos traer las tropillas con jinetes y así cada tropillero sabe qué jinete tiene que poner en cada caballo, porque a nosotros nos interesa el show para la gente, no si el hombre conoce o no el caballo, eso es para otra competencia, nosotros brindamos un espectáculo de jineteada", explicó.

Comentá la nota