La fiesta K que faltaba

Los tradicionales actos partidarios en las unidades básicas ya son cosa del pasado. Ahora, los militantes se reúnen en redes sociales de internet y apelan a todos los recursos de la tecnología para expresar su compromiso político. Fieles a esta premisa, a un grupo de jóvenes kirchneristas se le ocurrió organizar una fiesta electrónica para expresar su incondicional apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
La Cristifield, en clara alusión a las Creamfield que se realizan todos los años, ya está en marcha y será todo un éxito de convocatoria, según aseguran los militantes K de la agrupación Autoconvocados por el Proyecto Nacional.

La primera fiesta rave en homenaje a Cristina se realizará el próximo sábado en el barrio de Flores, con parrillada, vino y, por supuesto, toda la liturgia peronista en versión siglo veintiuno.

La intención es convocar a todos los militantes que intercambian proyectos e información a través de Facebook. Fabiana Herrera, una de las organizadoras, explica que "muchos quizás no vienen a las reuniones porque se imaginan que es un bodrio tipo comité de la UCR, así que lo mejor es conocerlos a todos haciendo una fiesta de apoyo a este gobierno".

Según anuncian, no habrá drogas de laboratorio ni auspicios de compañías de celulares: la tarjeta que invita a la "Crisfield 2010" está inspirada en el famoso festival de música electrónica, aunque con algunas modificaciones: por allí asoman chorizos y damajuanas de vino, "dos clisés que tanto horrorizan a algunos opositores".

La convocatoria repasa todos los lugares comunes que repite la oposición a través de los medios. "Visto y considerando que ‘se viene el zurdaje’, que ‘nos embargan las reservas’ y que ‘vamos a tener que importar carne’", el grupo de jóvenes K encontró la excusa ideal para "tirar los bombos por la ventana", explican.

Las reservas se agotaron en apenas cuatro días y más de mil personas quedaron afuera. "No es por ser agretas, pero no queremos que la situación se nos vaya de las manos", justifican.

Moyano no sube colorados al camión

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, aseguró ayer que el peronismo "no puede caer en manos de un empresario fracasado" como Francisco de Narváez (Unión-PRO) y destacó que al diputado le gana una elección interna "sin castigar".

El camionero, vicepresidente del Partido Justicialista, dijo a Radio Nacional que el Colorado "dejó de ser empresario y se dedicó a funcionar financieramente".

Comentá la nota