La Fiesta de la Corvina consolidó su atractivo popular y turístico en el cierre de la novena edición

La novena edición de la Fiesta de la Corvina que cerró ayer en Herradura, terminó por consolidar definitivamente su popularidad y al mismo tiempo ratificó ser punto turístico agendado a visitar en temporada estival.
El vicegobernador Floro Bogado asistió en la mañana de ayer acompañando una de las facetas centrales de la última jornada, la competencia de pesca de las embarcaciones a motor.

En tanto que la ceremonia de entrega de los premios tuvo al ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González y al de Turismo, Alberto Areco, junto al intendente Juan Carlos Gómez y el titular del PAIPPA, como principales autoridades.

Las miles de familias no sólo de Formosa, sino de toda la región que asistieron a lo largo de las sucesivas jornadas al nuevo y amplio anfiteatro natural, pudieron recrearse de los espectáculos musicales con artistas de nivel internacional, como la del sábado con La Mosca o Quorum, además de todo lo que mostró la cada vez más convocante muestra institucional, de servicios, artesanal con productos regionales y de comidas típicas.

Actividades

Lo mismo con las muchas propuestas de esparcimiento organizadas, facetas salientes para que de manera coincidente se diera la opinión de muchos de los visitantes en que "la fiesta es sin dudas todo un suceso popular que raramente uno podrá encontrar en otra parte, y sabiendo que ya tiene fecha para su décima edición (los días 4, 5 y 6 de febrero de 2011), agendada para estar nuevamente el año que viene".

Para el ministro de Turismo, Alberto Areco, "ya no quedan dudas de que esta fiesta está arraigada en mucha gente de toda la región, y por supuesto, superó por lejos lo específicamente deportivo. Es que Herradura pudo hacer gala todo su esplendor en las más diversas actividades comerciales, industriales, gastronómicas, artísticas, recreativas y turísticas propiamente dichas, por lo que quedó afirmado la familiaridad y pertenencia en la región".

Sostuvo que "las familias provenientes de otras provincias y del Paraguay afirmaron casi de manera unánime que no existe un evento de esta naturaleza que se genere alrededor de un concurso de pesca", agregando que "incluso varios de los artistas de jerarquía que estuvieron, quienes están acostumbrados a escenarios internacionales, se mostraron maravillados por lo apreciado y por la calidez de nuestra gente".

Promocionando lo nuestro

También fue subrayado el avance que en cada edición va teniendo la fiesta, algo que se da en la comprensión comunitaria acerca de las bondades de estos encuentros que no solamente sirven para el sano esparcimiento, sino para difundir las potencialidades lugareñas y al mismo tiempo ofrecer al visitante las expresiones de cada una de las tradiciones formoseñas que recrean la identidad cultural.

"El turismo se presenta decididamente en Formosa como una nueva alternativa para el ingreso de recursos genuinos y se convierte en eje de una ambiciosa y creciente pata económica-social", se afirmó, marco en el cual fue recalcando que "esa es la razón por la que incorporamos esta actividad en el nuevo diseño de provincia a partir de los lineamientos del modelo provincial adoptado por la mayoría de los que habitamos aquí".

Areco destacó que "hubo una gestión conjunta de los distintos organismos del estado y el privado para sumarse en la organización general de esta fiesta que en esta nueva edición mostró un alto interés por participar, en clara demostración de que hay un reconocimiento creciente acerca de lo que podemos ofrecerles", opinó.

Mas servicios

Areco significó el hecho de que "este año hemos exhibido también el crecimiento en torno a la infraestructura de servicios, algo que renueva el entusiasmo por el turismo, justamente eso hizo que Herradura exhiba nuevas y modernas infraestructuras para albergar al visitante".

Se mostró feliz y reconfortado por las expresiones de reconocimiento "de lo mucho y bueno que ofrece la provincia, de la utilidad criteriosa de nuestros recursos naturales y la cordialidad de la gente".

"Definitivamente Formosa dejó de ser un lugar de paso para convertirse en sitio de visita por parte de los turistas del país y del exterior y esa tendencia se afirmará en la medida que aquellos que nos hayan elegido regresen a sus lugares de origen con el deseo de volver, convirtiéndose en los mejores voceros de lo que los formoseños estamos en condiciones de mostrar y ofrecer", indicó,

En tal sentido, insistió en que la acción turística no debe reducirse al estado o a la gestión de los operadores del sector sino extenderse naturalmente a toda la población."Cada formoseño debe exhibir una actitud de cortesía y gentileza para con quienes nos visitan, algo que no será difícil de aplicar ya que nuestra gente es cálida y afectiva".

La seguridad

Un segmento no que alcanzó el calificativo de "impecable" estuvo dado en torno a la organización en materia de seguridad, el cual tuvo a lo largo de toda la fiesta un desarrollo sin grietas, siendo los hombres y elementos de Prefectura Naval por una parte, como también los efectivos de la Policía de la Provincia y Gendarmería Nacional, los responsables.

Por ejemplo los prefecturianos dispusieron no sólo de un importante número de efectivos, sino además embarcaciones para el despliegue de seguridad en toda la zona de pesca y sus inmediaciones.

En tanto que los policías y GN desplegaron recursos humanos, operativos y móviles en una amplia franja de la localidad, especialmente en el sitio donde están concentradas las actividades, llevando tranquilidad a los miles de visitantes

Comentá la nota