Una fiesta en una carpa terminó con una denuncia por venta de alcohol a menores

La Po­li­cía y el Ede­com rea­li­za­ron un am­plio ope­ra­ti­vo de con­trol en una quin­ta, ca­mi­no a Tres Ace­quias. El acta de infracción se la hicieron al presidente de Bomberos, Ignacio Puelles, que les impidió el ingreso
A es­ca­sas 48 ho­ras de ha­ber­se apro­ba­do el nue­vo Có­di­go de Es­pec­tá­cu­los Pú­bli­cos que pre­ten­de or­de­nar la ac­ti­vi­dad co­mer­cial de la no­che, se rea­li­zó un es­pec­ta­cu­lar ope­ra­ti­vo de la Po­li­cía y del Ede­com en una fies­ta pri­va­da en una car­pa gi­gan­te den­tro de una quin­ta ca­mi­no a Tres Ace­quias, don­de se im­pi­dió el in­gre­so a los po­li­cías y fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les.

En me­dio de una ten­sa si­tua­ción se la­bró un ac­ta de in­frac­ción al pre­si­den­te de Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios, Ig­na­cio Pue­lles, que fue el úni­co res­pon­sa­ble ma­yor de edad que dis­cu­tió con los a­gen­tes, a quie­nes les im­pi­dió el pa­so al pre­dio que es­tá den­tro del eji­do ur­ba­no de la ciu­dad.

El ope­ra­ti­vo que se ex­ten­dió des­de las 1,30 ho­ras de ayer has­ta las 4,30 mo­vi­li­zó a po­li­cías y per­so­nal del Ede­com en mo­tos, au­tos y has­ta una grúa, que tras­la­dó uno de los ve­hí­cu­los se­cues­tra­dos, por­que su con­duc­tor es­ta­ba al­co­ho­li­za­do.

Agro­fest Ex­clu­si­ve

El sub­di­rec­tor de Es­pec­tá­cu­los Pú­bli­cos, Jo­sé Luis An­tu­ña, in­for­mó que "pro­mo­cio­na­ban la fies­ta por In­ter­net, ven­dían tar­je­tas an­ti­ci­pa­das y co­bra­ban en­tra­da en el in­gre­so de la quin­ta. No con­tro­la­ban si eran me­no­res a pe­sar que to­da­vía si­gue vi­gen­te la an­te­rior or­de­nan­za que por el mo­men­to per­mi­te el in­gre­so de ma­yo­res de 16 años, aun­que no se les pue­de ven­der al­co­hol".

"Y se­gún cons­ta­tó la Po­li­cía en el con­trol de al­co­ho­le­mia, ha­bía me­no­res y ma­yo­res que die­ron po­si­ti­vo" ase­gu­ró.

An­tu­ña des­ta­có que "no te­nían per­mi­so ni de la Po­li­cía ni de la Mu­ni­ci­pa­li­dad ni de De­fen­sa Ci­vil pa­ra ha­cer una fies­ta que reu­nió en un mo­men­to a unos 500 chi­cos en una car­pa ar­ma­da en el me­dio del cam­po, sin nin­gún ti­po de se­gu­ri­dad, hi­gie­ne y su­per­vi­sión".

Se­gún se di­jo la fies­ta la or­ga­ni­za­ban a be­ne­fi­cio de los alum­nos de la Es­cue­la de Agro­no­mía pa­ra jun­tar fon­dos pa­ra el egre­so, pe­ro es­to no pu­do ser con­fir­ma­do.

El sub­di­rec­tor de Es­pec­tá­cu­los Pú­bli­cos, con­fió que "des­de la ma­ña­na co­men­za­mos a re­co­rrer el lu­gar por­que nos ha­bían di­cho que iban a ha­cer una me­ga fies­ta sin au­to­ri­za­ción en ese sec­tor. Vi­mos que es­ta­ba esa car­ga gi­gan­te y por ello a la no­che des­de tem­pra­no or­ga­ni­za­mos el ope­ra­ti­vo con la Po­li­cía".

En­fren­ta­mien­to

Cuan­do los mó­vi­les po­li­cia­les y del Ede­com se acer­ca­ron por la ca­lle de tie­rra que se des­vía a la iz­quier­da del ca­mi­no a Tres Ace­quias, a la quin­ta, que se­ría de un ve­ci­no de ape­lli­do Da­gat­ti, se en­co­tra­ron con una gran can­ti­dad de jó­ve­nes que es­pe­ra­ban pa­ra en­trar a la "fies­ta".

Los jó­ve­nes mos­tra­ron las tar­je­tas que ha­bían com­pra­do an­ti­ci­pa­das a 10 pe­sos y que en la puer­ta cos­ta­ban 15, ade­más de pro­me­ter­les be­bi­das al­co­ho­li­cas y mú­si­ca pa­ra bai­lar.

"Al co­men­zar a ex­pli­car­les que el lu­gar y la car­pa no es­ta­ba au­to­ri­za­do pa­ra fun­cio­nar co­mo un "bo­li­che", ni pa­ra una fies­ta, se acer­có a la tran­que­ra de in­gre­so, Ig­na­cio Pue­lles, el pre­si­den­te de la So­cie­dad de Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios, que lle­gó en una cha­ta des­de el in­te­rior de la quin­ta de unas 50 hec­tá­reas" re­cor­dó An­tu­ña.

"Cuan­do les so­li­ci­ta­mos in­gre­sar pa­ra cons­ta­tar la ac­ti­vi­dad co­mer­cial en la car­pa, nos im­pi­dió el pa­so, di­cien­do que era una pro­pie­dad pri­va­da y po­dían ha­cer lo que qui­sie­ran" des­ta­có el fun­cio­na­rio mu­ni­ci­pal que es­ta­ba acom­pa­ña­do por el sub­co­mi­sa­rio de Abi­le­ne, Ho­ra­cio He­rre­ra.

Se­gún An­tu­ña "El pre­si­den­te de Bom­be­ros no tu­vo un tra­to cor­dial y se su­ce­die­ron una se­rie de en­tre­di­chos, mien­tras Pue­lles abría y ce­rra­ba la tran­que­ra pa­ra de­jar en­trar a los jó­ve­nes e im­pe­dir el pa­so de los agen­tes".

Sor­pre­sa de­sa­gra­da­ble

Pa­ra An­tu­ña fue "una sor­pre­sa de­sa­gra­da­ble ver que aun­que les de­cía­mos a los pa­dres y ma­yo­res que lle­va­ban a los chi­cos me­no­res de edad, que la fies­ta no es­ta­ba au­to­ri­za­da, ni te­nía ha­bi­li­ta­ción pa­ra una reu­nión so­cial de ese ti­po, igual los de­ja­ban y los jó­ve­nes en­tra­ban co­rrien­do".

"Por ello se hi­zo un im­pas­se y a las 3,30 cuan­do co­men­za­ron a sa­lir, por­que aun­que no se pu­do im­pe­dir que se con­cre­ta­ra, ter­mi­nó mu­cho an­tes de lo pre­vis­to, se rea­li­za­ron los con­tro­les de al­co­ho­le­mia en la ca­lle".

Aho­ra to­das las prue­bas re­co­gi­das, las tar­je­tas, tes­ti­mo­nios, mo­dus ope­ran­di y el ac­ta de in­frac­ción a la ac­tual or­de­nan­za 436/97 se­rán ele­va­das al juez de Fal­tas mu­ni­ci­pal y al juez de Fal­ta po­li­cial de Abi­le­ne don­de se su­ce­die­ron los he­chos pa­ra que dic­ta­mi­nen so­bre la con­tra­ven­ción y su san­ción pu­ni­to­ria.

Los agen­tes del Ede­com re­co­no­cie­ron que "los bo­li­ches del cen­tro es­ta­ban me­dios va­cíos, por­que se es­tán or­ga­ni­zan­do fies­tas de es­te ti­po en quin­tas y ca­sas par­ti­cu­la­res".

"Por ejem­plo la po­li­cía de­mo­ró a un me­nor de 14 años que sa­lía de una ca­sa en el mi­cro­cen­tro con un va­so gran­de de fer­net con co­la y al ser pre­gun­ta­do de dón­de lo ha­bía sa­ca­do, di­jo que de una fies­ta de cum­plea­ños de 14 años y mos­tró una tar­je­ti­ta que in­vi­ta­ba a la fies­ta y pe­día una en­tra­da de 8 pe­sos. Al acer­car­se a la vi­vien­da men­cio­na­da nin­gu­na per­so­na ma­yor de edad qui­so sa­lir a res­pon­der so­bre la si­tua­ción" re­la­tó An­tu­ña.

Nue­vo Có­di­go con­sen­sua­do

Tan­to el per­so­nal mu­ni­ci­pal co­mo el po­li­cial se mos­tra­ron mo­les­tos por la ac­ti­tud de los or­ga­ni­za­do­res de es­tas fies­tas a po­cas ho­ras de ha­ber­se san­cio­na­do el nue­vo Có­di­go de Es­pec­tá­cu­los Pú­bli­cos que fue con­sen­sua­do con dis­tin­tos sec­to­res, ins­ti­tu­cio­nes, co­mer­cian­tes y has­ta 3.000 jó­ve­nes de la ciu­dad que fue­ron con­sul­ta­dos.

Jus­ta­men­te la le­gis­la­ción es­ta­ble­ce que es­tá pro­hi­bi­da la en­tra­da a los me­no­res de edad a lu­ga­res don­de se ven­den be­bi­das al­co­hó­li­cas, de­li­mi­tan­do así una fran­ja de jó­ve­nes en­tre los 16 y los 18 años que po­dían in­gre­sar pe­ro no con­su­mir al­co­hol, y eso era di­fí­cil de con­tro­lar.

Aho­ra los me­no­res de 18 años de­be­ránn in­gre­sar a las con­fi­te­rías bai­la­bles an­tes de la 1,30 pa­ra evi­tar que an­den deam­bu­lan­do de un la­do a otro.

Por otra par­te exi­ge que un lo­cal noc­tur­no de­be cum­plir con una se­rie de nor­mas de se­gu­ri­dad.

La nue­va nor­ma cons­ta de 132 ar­tí­cu­los, de los cua­les 30 son so­bre la ins­ta­la­ción, fun­cio­na­mien­to y has­ta san­cio­nes por in­cum­pli­mien­tos, ha­cien­do hin­ca­pié en el res­pe­to a las nor­mas de se­gu­ri­dad y el uso de ma­te­ria­les ig­ní­fu­go.

Comentá la nota