Fierros para la producción

El gobierno nacional anunciará mañana incentivos destinados al equipamiento agrícola. Podría ser por créditos blandos o con entrega de soja al precio de mercado sin retenciones.
Se vienen más anuncios para el sector agropecuario. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner convocó para mañana en Olivos a los fabricantes de maquinaria agrícola a un acto donde se presentarán medidas para el sector. Los empresarios invitados aseguraron a Página/12 que desconocen los detalles de los anuncios. Sin embargo, barajan dos posibilidades: un plan para adquirir maquinaria pagando con soja, teniendo en cuenta su precio pleno, sin retenciones; o la posibilidad de acceder a créditos blandos para comprar maquinarias. En este sentido, la Secretaría de Agricultura difundió ayer un acuerdo con el Banco Nación para instrumentar mejoras en las condiciones de las líneas de crédito que cuentan con bonificación de tasa de interés a cargo de la cartera agraria y que se orientan a financiar inversiones o capital de trabajo.

El proyecto del plan canje (soja por maquinaria agrícola) sería una iniciativa para que los productores puedan utilizar la soja almacenada –aproximadamente 9 millones de toneladas, calculadas en un valor cercano a los 300 millones dólares– para la compra de bienes de capital, con retenciones menores. El plan duraría un año y algunos empresarios creen (y quieren creer) que se extendería a otros cultivos.

Antes de fin de año, el diputado Mario Ardid dio a conocer un proyecto de ley cuyo objetivo era permitir a los productores comprar maquinaria a cambio de su pago en soja. El esquema de Ardid propone que los productores podrán adquirir maquinaria nacional, pagando su equivalente en soja a precio pleno, sin considerar los derechos de exportación, con la siguiente gradualidad: durante los dos primeros meses, podrían computar el 100 por ciento del valor de la soja. Durante el tercero y cuarto mes, el 90 por ciento y así hasta llegar al año, con un 30 por ciento.

Ardid no es kirchnerista, más bien todo lo contrario. Responde políticamente al cordobés Luis Juez. Pero cerca de su entorno señalaron a Página/12 que la Presidenta habría tomado algunos de los puntos centrales de la iniciativa. Ardid comparte un asesor con el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, de buenos tratos con el kirchnerismo, que podría haber acercado la idea a Fernández de Kirchner. La iniciativa había recibido el visto bueno de Alejandro Rossi (FpV), hermano del titular del bloque K en Diputados, y de Patricia Vaca Narvaja, vicepresidenta de la Cámara, hoy kirchnerista, pero que en las elecciones de 2007 jugó del lado de Juez.

“No sabemos lo que nos van a anunciar, pero estimo que tendrá algo que ver con créditos blandos para adquirir maquinaria”, señaló a Página/12 José María Alustiza, presidente de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma). “Si llega a ser el plan canje, creo que debería extenderse a otros cultivos, como el girasol y el trigo”, agregó el empresario.

Desde Cafma aseveraron que con la profundización de la crisis económica en el frente externo, la actividad cayó en el país un 80 por ciento. “Ya se suspendieron horas extras y se redujeron las jornadas laborales. Hay que incentivar al productor para que transforme los granos en maquinaria”, indicó Alustiza.

Por otro lado, la Secretaría de Agricultura y el Banco Nación instrumentaron ayer mejoras en las condiciones de las líneas de crédito bonificadas para financiar inversiones o capital de trabajo. En primer lugar y para impulsar la demanda local de maquinaria agrícola, se financiará su adquisición a una tasa de interés fija en pesos del 8 por ciento durante los primeros 5 años de plazo.

Las pymes que desarrollen actividades primarias en economías regionales y las agroindustrias podrán contar con beneficios para financiar capital de trabajo. El sector podrá contar con una tasa del 8 por ciento anual en pesos para obtener hasta una suma de 300.000 pesos. También se mejoraron las condiciones de financiamiento para productores ganaderos, que podrán financiarse a una tasa fija del 5 por ciento anual en pesos. Y se amplió el monto del convenio para el sector lácteo en 100 millones de pesos para financiar inversiones y capital de trabajo de tamberos y pymes.

Comentá la nota