Mas de 500 mil fieles participaron este año de la procesión del Milagro

La procesión del Milagro, confirmó ayer que es una de las fiestas religiosas mas convocantes del país. Algunos dicen que solo es superada por la manifestación de Luján en la provincia de Buenos Aires. Fuentes policiales confirmaron que una cifra superior a los 500.000 fieles participaron de la procesión de este año. El arzobispo de Salta, Mario Cargnello proclamó como temas importantes la familia, la niñez, la juventud y el año sacerdotal, pidió que se promueva "la cultura de la vida y trabajar para que los derechos de la familia sean reconocidos y respetados".
El sacerdote reconoció que el tema constituye "para nuestra sociedad y nuestra comunidad eclesial todo un desafío: trabajar por ellos, para que el presente sea menos agresivo y un futuro mejor sea posible". A la sociedad y a la Iglesia también les pidió un compromiso con la educación. "Hemos de reafirmar como Iglesia y como sociedad un compromiso real con la educación, trabajando para mejorar el sistema educativo, cultivando la calidad y procurando incluir a todos".

La homilía fue seguida con atención desde el palco de autoridades por el gobernador Urtubey, el vicegobernador Andrés Zottos, ministros, funcionarios del Poder Judicial, autoridades del Poder Legislativo, de la comuna capitalina y de otras fuerzas. También estuvo presente el juez federal, Norberto Oyarbide, quien durante la mañana también participó en la última misa del Triduo.

La procesión llegó poco antes de las 18 a la esquina de la avenida Virrey Toledo y Paseo Güemes, a metros del monumento al general Martín Miguel de Güemes, donde el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, pronunció su homilía y la oración para renovar el "pacto de fidelidad".

Luego cantaron el Himno Nacional y, al finalizar la canción patria, el helicóptero y los tres aviones de la Dirección de Aviación Civil de la provincia sobrevolaron la zona esparciendo pétalos de flores.

La marcha de fieles retornó hacia el templo mayor de Salta, frente a la plaza 9 de Julio, donde ya de noche las imágenes sagradas fueron despedidas con pañuelos blancos agitados con emoción, sonidos de sirenas, una lluvia de flores y un concierto de campanas.

Allí se entonaron los himnos al Señor y la Virgen del Milagro, Cargnello pronunció la Oración del Peregrino y las imágenes ingresaron al Santuario, donde se ofició una misa.

Este año, la época del Milagro comenzó el 26 de julio, cuando entronizaron las imágenes a ambos lados del altar mayor de la Catedral Basílica. Desde entonces, las visitaron más de 850 instituciones.

La policía salteña dispuso un operativo especial con 3.652 efectivos para la cobertura de las celebraciones .

El subjefe de la institución, Mario Paz, informó que "500.000 personas" participaron de la procesión, que "se desarrolló con total tranquilidad".

Comentá la nota