Fiebre por la reelección 2011 ya alcanza a varios gobernadores

La prensa nacional inscribe en el lote de los gobernadores que ya apuestan a batallar una reelección en 2011, nada menos que Eduardo Brizuela del Moral.
Sería su re-re, lo que oportunamente intentó sin éxito Carlos Menem; lo mismo que ya hizo Brizuela en la UNCA y el municipio, a pesar del texto de la Carta Orgánica, y le fue bien (va…regular en realidad).

Según publica hoy Ambito Financiero, sobre el filo de los dos años de gestión y clausurada ya la pelea en las urnas por la nueva conformación del Congreso Nacional, una decena de gobernadores ya apuesta a batallar una reelección en 2011.

Algunos mandatarios ya blanquearon con mayor o menor énfasis -según el caso- su aspiración, como los justicialistas Daniel Scioli (Buenos Aires) y Sergio Urribarri (Entre Ríos), y el neuquino Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino).

En otros distritos, en paralelo, trascendieron los sueños de continuidad de los peronistas Luis Beder Herrera (La Rioja), Juan Manuel Urtubey (Salta, aunque también con deseos nacionales), José Alperovich (Tucumán) y Jorge Capitanich (Chaco), y del radical K Miguel Saiz (Río Negro), en varios casos de la mano del impulso de reformas constitucionales obligadas para trocar ese escenario en realidad.

Ese lote se engrosa además con especulaciones en torno a la pretensión de mantenerse en el poder del justicialista Juan Schiaretti (Córdoba), del radical Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca, con reelección indefinida) y del peronista Gildo Insfrán (también con cláusula de perpetuidad en la carta magna).

Otros dos caciques provinciales se quedaron en cambio con las ganas de pelear otros cuatro años de gestión en 2011, al no lograr que avanzaran hasta el momento las reformas constitucionales de rigor para incorporar la figura de la reelección en sus distritos: el justicialista Celso Jaque (Mendoza) y el socialista Hermes Binner (Santa Fe).

En tanto, una serie de razones que mixturan crisis políticas y financieras con la existencia de otras figuras que eclipsan toda continuidad parecen alejar a otros gobernantes de la posibilidad de soñar con otro período consecutivo. En ese grupo se anotan, entre otros, la arista Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) y los justicialistas Daniel Peralta (Santa Cruz, dependiente de los humores de Néstor Kirchner) y Oscar Jorge (La Pampa).

Otros mandatarios, en cambio, barajan sueños presidenciales o nacionales de distinto grado, como los peronistas críticos Mario Das Neves (Chubut) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis). Y otras dos figuras acaban de lograr un pase para cuatro años de gobierno: el radical K Gerardo Zamora (Santiago del Estero, reelecto en noviembre pasado) y el radical -hoy devenido en kirchnerista- Ricardo Colombi (Corrientes, el 4 de octubre pasado).

Brizuela del Moral, debe reconocerse, es un apegado a las re-re; lo hizo en la Universidad Nacional de Catamarca, donde cumplió varios mandatos al frente del rectorado; en la Municipalidad de la Capital, donde se presentó y ganó un tercer mandato en contra de lo que establecía la Carta Orgánica Municipal, mandato que debió abandonar en un contexto de profunda crisis, y en la gobernación de la provincia, donde ya cumple su segundo mandato y, ahora, va por más.

Comentá la nota