Fiebre por la reelección 2011 ya alcanza a decena de gobernadores

En tanto, una serie de razones que mixturan crisis políticas y financieras con la existencia de otras figuras que eclipsan toda continuidad parecen alejar a otros gobernantes de la posibilidad de soñar con otro período consecutivo. En ese grupo se anotan, entre otros, la arista Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) y los justicialistas Daniel Peralta (Santa Cruz, dependiente de los humores de Néstor Kirchner) y Oscar Jorge (La Pampa).
Sobre el filo de los dos años de gestión y clausurada ya la pelea en las urnas por la nueva conformación del Congreso Nacional, una decena de gobernadores ya apuesta a batallar una reelección en 2011.

Algunos mandatarios ya blanquearon con mayor o menor énfasis -según el caso- su aspiración, como los justicialistas Daniel Scioli (Buenos Aires) y Sergio Urribarri (Entre Ríos), y el neuquino Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino).

En otros distritos, en paralelo, trascendieron los sueños de continuidad de los peronistas Luis Beder Herrera (La Rioja), Juan Manuel Urtubey (Salta, aunque también con deseos nacionales), José Alperovich (Tucumán) y Jorge Capitanich (Chaco), y del radical K Miguel Saiz (Río Negro), en varios casos de la mano del impulso de reformas constitucionales obligadas para trocar ese escenario en realidad.

Ese lote se engrosa además con especulaciones en torno a la pretensión de mantenerse en el poder del justicialista Juan Schiaretti (Córdoba), del radical Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca, con reelección indefinida) y del peronista Gildo Insfrán (también con cláusula de perpetuidad en la carta magna).

Otros dos caciques provinciales se quedaron en cambio con las ganas de pelear otros cuatro años de gestión en 2011, al no lograr que avanzaran hasta el momento las reformas constitucionales de rigor para incorporar la figura de la reelección en sus distritos: el justicialista Celso Jaque (Mendoza) y el socialista Hermes Binner (Santa Fe).

En tanto, una serie de razones que mixturan crisis políticas y financieras con la existencia de otras figuras que eclipsan toda continuidad parecen alejar a otros gobernantes de la posibilidad de soñar con otro período consecutivo. En ese grupo se anotan, entre otros, la arista Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) y los justicialistas Daniel Peralta (Santa Cruz, dependiente de los humores de Néstor Kirchner) y Oscar Jorge (La Pampa).

Otros mandatarios, en cambio, barajan sueños presidenciales o nacionales de distinto grado, como los peronistas críticos Mario Das Neves (Chubut) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis). Y otras dos figuras acaban de lograr un pase para cuatro años de gobierno: el radical K Gerardo Zamora (Santiago del Estero, reelecto en noviembre pasado) y el radical -hoy devenido en kirchnerista- Ricardo Colombi (Corrientes, el 4 de octubre pasado).

Veamos algunas postales que dibujaron en los últimos días los gobernadores que miran con insistencia hacia 2011:

# En Buenos Aires, Scioli sostuvo ayer que «Dios dirá y la gente definirá» en su momento sobre su eventual pelea por otros cuatro años de mandato. Previamente, había admitido su pretensión de ser reelecto.

# Desde Neuquén, Sapag admitió que su potencial reelección «es un tema que está en análisis». «Siempre está en el pensamiento de los gobernantes poder llevar a cabo un plan de gobierno», dijo el hombre del MPN, además de resaltar que su agenda incluye «un programa de muchos años por delante».

# En sintonía, en Entre Ríos Urribarri admitió sus ganas de no abandonar la Casa de Gobierno dentro de dos años. «He tenido muchas críticas en estos dos años de gobierno y seguramente seguiré recorriendo un camino de espinas en los dos o los seis años más de gestión», sostuvo.

Comentá la nota