Fiebre de campeón

El Chavo abrió el partido, Boselli lo liquidó en el arranque del ST y Benítez le puso el moño a una goleada lapidaria ante Vélez. Estudiantes sigue a tres de Newell´s y Banfield. Es la primera vez que el equipo de Gareca pierde por tres goles de diferencia. La goleada terminó a puro baile.
Ya en la previa del partido, viendo las formaciones de cada equipo, era para apostarle unas fichitas a Estudiantes. Vélez venía de jugar en los 2.850 metros de Quito y Gareca decidió darles descanso a casi todos los titulares, casi regalando este partido, y con el objetivo de pensar en el futuro. Estudiantes, al no jugar la Sudamericana, pudo aprovecharse y utilizó a todos sus frescos jugadores, que cumplieron con la lógica y le propinaron la mayor diferencia de goles que sufrió el equipo de Liniers desde que lo dirige el Tigre: fue un contundente 3-0, sin dejarle oportunidad alguna a su rival.

Apenas comenzado el encuentro, el campeón del fútbol argentino tuvo una llegada de riesgo, que Albil le tapó a Leandro Velázquez cuando quedaron mano a mano. Pero esto sólo sería un oasis en lo que fue el resto del partido. Estudiantes empezó a tocar y desde ahí hubo un solo equipo en cancha. La recompensa a semejante muestra de buen juego llegó a los 34 minutos, cuando luego de una viveza de Verón, simulando una falta de Somoza que no existió, Leandro Benítez lanzó un centro impecable, que el Chavo Desábato conectó de cabeza para darle la ventaja al Pincha. Desde ese momento, Vélez nunca encontró el rumbo.

En la segunda parte, el autor del gol tuvo que salir lesionado y en su lugar ingresó Cellay. La diferencia de calidad fue más notoria y el marcador no tardó en ampliarse: a los 12, Boselli tuvo la posibilidad de darle al arco y no perdonó. Remate inatajable para Montoya y 2-0 para Estudiantes. Ya con Vélez desesperado y jugado en ataque, llegó el gol del Chino Benítez, golazo con 16 toques, que sirvió para que el volante coronara una buena actuación y para cerrar el partido de manera definitiva.

Estudiantes consiguió un triunfo necesario para mantenerse en la lucha por el títuloy pelea. Y tiene que adelantar fechas por su futura participación en el Mundial de Clubes. Vélez quedó a cinco y ya aparece en el segundo pelotón de candidatos. Se juega una de sus últimas fichas el fin de semana que viene, cuando visite a Banfield y demuestre si está para bicampeón.

Comentá la nota