Fidel se reunió con un dirigente chino

Fidel Castro volvió a mostrar su mejor cara. Recuperado y sin su tradicional equipo de gimnasia, el ex presidente cubano recibió al número dos del Partido Comunista chino en el patio de su casa. La prensa cubana publicó ayer una foto del encuentro entre el líder cubano de 83 años y Wu Bangguo, quien esta semana visitó la isla.
Alejado del poder desde hace tres años, el veterano líder cubano aprovecha su retiro, forzado por una enfermedad intestinal, para reunirse con colegas extranjeros, delegaciones religiosas, estudiantiles y deportivas. Según informaron Granma y Juventud Rebelde, Castro conversó durante tres horas con Wu sobre la relación entre los dos países comunistas, la crisis económica global y la necesidad de tomar medidas conjuntas frente al cambio climático.

La buena relación entre la isla y China viene desde la época de la Guerra Fría y, a diferencia de Rusia, la sobrevivió. Por eso, Castro debe haber querido asegurarse de que el vínculo se mantendrá en el futuro, aun cuando él no esté. Según la lógica del régimen chino, las máximas autoridades del PC, la única fuerza del país, son los favoritos para liderar el gobierno.

Durante su visita de tres días, Wu también tuvo una extensa reunión privada con el presidente, Raúl Castro, y con el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón. Según le dijo a la prensa oficial, las relaciones entre los dos países están en su mejor momento. Los números lo confirman. China es el segundo socio comercial de la isla, después de Venezuela, y en esta última visita Wu prometió créditos y donaciones por 600 millones de dólares.

Comentá la nota