Fidel Castro llamó "desvergonzada" a la OEA por criticar las violaciones de los DDHH en Cuba

El ex dictador y titular del PC de su país, desde su columna en un medio local, consideró que el organismo americano no puede referirse a un país al que no tiene como miembro
El líder cubano Fidel Castro calificó de "basura pura" el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de "desvergonzada" a la Organización de Estados Americanos (OEA). "Conseguimos por Internet copia del acuerdo contra Cuba. Basura pura. Se dedica a la chismografía contrarrevolucionaria. Es largo, al estilo de los del Departamento de Estado, paradigma político y jefe de la OEA. ¡Con cuánta razón (el entonces canciller cubano Raúl) Roa la llamó Ministerio de Colonias yanki!", dice Castro.

En una nueva Reflexiones del compañero Fidel con el título "Otra vez la podrida OEA" publicado en el sitio web Cubadebate, el ex gobernante también la califica de "desvergonzada". Seguidamente pregunta: "¿Es que en esa podrida institución existe una CIDH? Sí, existe, me respondo. ¿Y cuál es su misión? Juzgar la situación de los derechos humanos en los países miembros de la OEA."

Añade: "¿Estados Unidos es miembro de esa institución? Sí, uno de sus más honorables miembros. ¿Ha condenado alguna vez al Gobierno de Estados Unidos? No, jamás. ¿Ni siquiera los crímenes de genocidio cometidos por Bush, que han costado la vida a millones de personas? No, ¡nunca!, cómo va a cometer esa injusticia. ¿Ni siquiera las torturas de la Base de Guantánamo? Que nosotros sepamos, ni una palabra".

En opinión del primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) "cabe preguntarle a esa desvergonzada institución que si nosotros fuimos expulsados de la OEA por proclamar nuestras convicciones y no somos miembros de esa institución", "¿qué derecho tiene a juzgarnos? ¿Haría lo mismo la OEA con la República Popular China, Vietnam y otros países que proclamaron como Cuba su adhesión a los principios marxistas-leninistas?".

En una nueva fuerte crítica a la institución hemisférica, Castro afirma que "la OEA debiera saber que hace rato no formamos parte de esa iglesia, ni compartimos su catecismo. Partimos de posiciones diferentes".

"Si hablamos de libertad de expresión, debemos recordarle que en nuestro país no se reconoce la propiedad privada sobre los medios de comunicación. Fueron siempre los propietarios de estos los que determinaron qué se escribía y quiénes escribían, qué se transmitía o no, qué se exhibía o no", expresó también.

Comentá la nota