Fiat ofrece comprar las plantas de GM en la Argentina y Brasil

Los italianos están en carrera por la filial europea de General Motors.
La oferta que el grupo Fiat hizo el miércoles a General Motors para comprarle su subsidiaria europea se extiende, además, a las filiales de GM en Brasil y Argentina. Según informó ayer la agencia Bloomberg, el grupo italiano hizo una oferta desdoblada: una por Opel y Vauxhall, las dos filiales de GM en el Viejo Mundo, y otra que además incluye las filiales de la automotriz estadounidense en el Mercosur.

General Motors, sumida en una crisis financiera que podría obligarla a pedir el concurso preventivo en Estados Unidos (conocido como Capítulo 11) tiene su filial europea a la venta. El miércoles, día de cierre para la licitación privada, GM recibió ofertas de Fiat, el grupo canadiense Magna International y el belga RHJ International. Fiat confirmó su oferta, a través de un comunicado de prensa fechado en Turín, sin dar detalles.

Sergio Marchionne, CEO de Fiat, ya acordó una alianza con la estadounidense Chrysler que fue anunciada por el propio presidente de EEUU, Barak Obama. Ahora quiere integrar a Opel como la tercera pata de esa alianza, para conformar la segunda automotriz más grande del mundo, detrás de Toyota.

En ese contexto, Bloomberg consignó ayer que la oferta de Fiat tiene dos partes. "Incluye una oferta por Opel y Vaulhall y un plan alternativo para además comprar las operaciones de GM en Brasil y Argentina", señaló la agencia. Bloomberg agregó que fuera de hora podría surgir una cuarta oferta, por parte de un grupo empresario de China.

A nivel local, si esa oferta llegara a prosperar, de la fusión entre Fiat y GM de Argentina surgiría la primera automotriz del país, con 23% de la producción y el 26% de las ventas totales de vehículos (según el registro de 2008), con tres fábricas, dos en Córdoba (Fiat Auto e Iveco) y en Rosario (General Motors) y una red de casi 120 concesionarios.

Pero el propio Marchionne admitió ayer, en declaraciones al diario La Stampa, que sus posibilidades de adquirir Opel no pasan de 50%. "Nuestra oferta es la única con contenido industrial y laboral", dijo Marchionne.

Desde Detroit, donde GM tiene su casa matriz, el diario Detroit News aseguró que GM "privilegia por ahora al canadiense Magna para venderle su marca alemana Opel, en tanto la oferta de Fiat no convence a sus directivos". Según la publicación, "Magna es popular entre los empleados de Opel, que piensan que el candiense es menos suceptible que Fiat de cerrar fábricas".

Comentá la nota