FIASA: advierten que reina en el Gobierno mucha preocupación

El delegado de los vecinos autoconvocados en asamblea para evitar la contaminación del Valle Argentino, Hugo Aguirre, reveló ayer que reina entre los funcionarios del Gobierno una profunda preocupación por la masiva reacción que hubo en General Acha en contra de la instalación de la planta de la firma FIASA.
Aguirre contó que desde que se presentó la intención de instalarse de FIASA "no hemos parado, seguimos llegando a todos los rincones de la sociedad achense. Los políticos en realidad vienen a consultarnos a nosotros para ver qué opinamos, porque desde el inicio tuvimos mucha información".

El lunes se reunieron con el senador Juan Carlos Marino "a pedido de él. Y por la tarde lo hicimos con los diputados del FrePam. Fueron reuniones interesantes, sobre todo con los diputados".

"Una de las grandes cosas que quedó como idea es que queremos declarar el acuífero Valle Argentino como patrimonio de General Acha y la zona, y por lo tanto sólo para uso humano y ganadero. Eso habría que hacerlo ley y sería bueno encaminarse en ese proyecto, si bien ya lo veníamos barajando", señaló Aguirre al programa radical "Plan B".

El delegado de la asamblea indicó que "al declarar al acuífero como patrimonio y sólo para consumo humano se descarta todo tipo de implementación de este tipo de plantas, automáticamente".

Explicó que "si lo presentamos a la Cámara como un proyecto nuestro lo tomaría la Legislatura por su cuenta y sería rápido, es una intención que tenemos desde hace tiempo".

Respecto de los funcionarios del Gobierno Provincial que manejan el tema, indicó: "Ellos están muy preocupados, pero nunca pensaron que iba a haber esta reacción. Aunque están callados están bien preocupados por el tema. Ya alcanzamos en la semana 3.500 firmas y tenemos varias más acá, pasamos por la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente donde se trata el informe de impacto ambiental, porque todas las semanas recibimos cambios que pretenden hacerle para que el proyecto quede bonito. A su vez alcanzamos las firmas, porque han dicho que si la comunidad de Acha no quiere la planta, no va a funcionar".

Aguirre recordó los "muchísimos padecimientos" que sufriría la zona si la planta de FIASA funciona. "Una planta de cloro-soda obtiene cloro, soda cáustica, el cloro lo obtiene en forma gaseosa y para poderlo transportar habría terribles problemas de contaminación con los residuos sólidos. En la primera etapa dejarían 1.900 kilos de residuos sólidos por día, en una etapa completa -cuando la planta esté funcionando al ciento por ciento- serían 4.000 kilos de residuos sólidos por día. Es un impacto terrible para toda la zona y para el Valle Argentino, que es una zona muy bonita, más allá de que todas estas plantas tienen accidentes... en verano hay muchas probabilidades de accidentes".

"A la sociedad -opinó- no la beneficia en nada, tomarían unos 90.000 litros de agua por hora. Es decir que por mes tomarían más de lo que consume todo General Acha, una barbaridad".

Finalmente, recordó que "estamos trabajando en el tema todos los días, el grupo se junta cada día, una día por semana lo estamos dedicando a cada barrio, donde a su vez se reúnen para hacer una asamblea por barrio. Los jueves nos juntamos todos y hacemos subcomisiones".

Comentá la nota