Fiambalá: el municipio en virtual estado de acefalía

El CD, con mayoría oficialista, en medio de una pulseada por la presidencia del cuerpo.

El domingo pasado el intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, se trasladó a la ciudad capital para hacer diferentes diligencias durante la semana. Por tal razón, notificó al Concejo Deliberante sobre su ausencia para la cobertura del cargo.

Sin embargo, hasta ayer el municipio se encontraba acéfalo a raíz de que la presidente del Concejo Deliberante, Rosana Quinteros, no reemplazó al intendente.

Y tampoco asumió el cargo el siguiente en la lista de sucesión, el vicepresidente del CD, Manuel Gordillo.

Ante las ausencias en la cobertura de la subrrogancia, diferentes trámites administrativos no lograron seguir su curso normal.

Quien tomó cartas en el asunto es el secretario de Gobierno, Horacio Cortez, quién intimó a las autoridades del Concejo Deliberante para que asuman la suplencia momentánea hasta tanto se reintegre en sus funciones Quintar, quien retomaría el cargo en el transcurso de la tarde de hoy o en las primeras horas de mañana.

Mar de fondo

El CD de Fiambalá aún no renovó autoridades y de ahí que surgen algunas diferencias. El oficialismo cuenta con amplia mayoría, 4 de los 5 concejales.

De hecho, Quinteros continúa al frente del CD porque la bancada del FCS no logró ponerse de acuerdo para elegir el nuevo presidente del cuerpo.

Además de los concejales arriba mencionados están Fanny Salva y Ramón Reales (FSC), mientras que la oposición es ejercida por el barrionuevista Luis Zárate.

Salva, cercana al intendente Quintar, es una de las principales candidatas a ocupar la titularidad del CD, cargo que ya ejerció con anterioridad.

Comentá la nota