Fetap presiona por subsidio municipal de $ 6,8 millones

Los empresarios se reunieron ayer con las autoridades de Transporte de la ciudad, y volvieron a pedir un subsidio de $ 0,40 por boleto. El municipio sigue ofreciendo un apoyo de $ 0,10, con lo cual la negociación mantiene una diferencia de $ 5.099.490 mensuales. La semana que viene habrá un nuevo intento de acuerdo.

Sin Daniel Giacomino, ayer la Municipalidad recibió nuevamente a los titulares de las empresas Ciudad de Córdoba y Coniferal, para continuar con las negociaciones que desembocarán en un nuevo subsidio al transporte urbano de pasajeros.

Fue la segunda reunión en esta semana, lo cual habla a las claras que ambas partes priorizan el acuerdo para evitar un complicado conflicto en plena época electoral.

Sin embargo, las posiciones siguen estancadas. Las prestadoras volvieron a pedir un subsidio de

$ 0,40 centavos por boleto, y el Ejecutivo municipal ofreció restituir los $ 0,10, con una hoja de parra adelante y otra atrás.

De acuerdo a datos oficiales a los que este medio pudo acceder, la posición de uno y otro varía en un abismo: $ 5.099.490 mensuales. En el mes de marzo el sistema cortó en total 16,998.300 tickets, con lo cual un subsidio de diez centavos significaría para el Estado un desembolso de $ 1,699.830 por mes y uno de cuarenta centavos implicaría $ 6.799.320.

No obstante, queda en el criterio contable que se utilice restar a esos cálculos la pesada mochila de la Tamse (corta el 39% del total de boletos), puesto que la Municipalidad se hace cargo de tapar su déficit.

Pero lo que más complica el tira y afloje es nada menos el hecho de que todos tienen parte de la razón. Por un lado, los empresarios no saben con qué pagar sueldos puesto que desde 2001 se quintuplicaron los costos pero el cospel ni siquiera llegó a duplicar su valor (de $ 0,80 a $ 1,5). De la otra parte, la Municipalidad alega que no hay gestión posible para todos los cordobeses si todo lo que recauda se evapora en gastos de personal y subsidios al transporte.

Como si esto fuera poco, el factor político está de por medio. Todos saben que aunque el Palacio 6 de Julio estuviera incendiado por la UTA, Luis Juez no permitiría a sus concejales levantar la mano para aprobar un aumento en el cospel, ni una reestructuración, donde los usuarios paguen de acuerdo a su capacidad económica.

Los primeros días de la semana se vendrá la tercera reunión, con intendente incluido. Como adelantó LA MAÑANA el pasado miércoles, la comuna seguirá con su postura. De ese modo, sólo algún aporte de Nación podrá acercar lo ofrecido a lo que pretenden los empresarios.

A la espera de los $ 400

Ayer tuvo lugar en la Secretaría de Trabajo una audiencia entre UTA y Fetap para tratar dos asuntos relativos al salario.

En primer lugar, se discutió la implementación del convenio firmado a nivel nacional entre los trabajadores y Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), por el cual se otorgarán

$ 300 a los empleados administrativos de las prestatarias y

$ 400 a los choferes.

En ese sentido, se decidió pasar a cuarto intermedio puesto que el día 20 se reunirán las cúpulas nacionales de ambas ent idades, para terminar de definir la logística del subsidio, financiado por la Secretaría de Transporte de la Nación.

La otra cuestión generó más roces. La federación empresaria aceptó renovar por un año el pago de $ 72 mensuales no remunerativos en concepto de refrigerio a los trabajadores. Sin embargo, Coniferal alzó la voz de protesta, con el argumento de que la situación no le permite hacer frente a tal obligación, y pidió una audiencia para el miércoles 22 a las 15, con la presencia de funcionarios municipales.

"Nos costará por año 800 mil pesos, es imposible pagar eso para nosotros que estamos desfinanciado por el propio sistema. Por eso queremos que esté la Municipalidad, para ver si aporta", aseguró el vocero de la empresa, Horacio Villarreal.

Comentá la nota