Festividades Marianas opacadas por el temor al dengue.

Las festividades en honor de la Virgen del Valle finalizaron con la presencia de apenas unos pocos peregrinos. Oficialmente se achacó la merma a "las penurias económicas de amplios sectores de la población", pero se sabe perfectamente que el temor a contagiarse con dengue fue la principal causa para que los peregrinos no llegaran a Catamarca.

Según los organizadores, la menor concurrencia, especialmente por la escasa llegada de peregrinos desde las provincias vecinas de Tucumán, Santiago del Estero y La Rioja, se debió al temor al contagio de dengue y a las penurias económicas de amplios sectores de la población.

Pero es un secreto a voces que el temor a contagiarse con el virus del dengue fue determinante para que muchos peregrinos no llegaran a Catamarca a participar de la tradicional festividad religiosa. Los puestos policiales de las localidades de El Portezuelo, Sumalao y Nueva Coneta, registraron el paso de apenas unos 2.700 peregrinos provenientes de provincias vecinas.

Para eso influyeron los mensajes de las áreas de salud de provincias vecinas, en las cuales se suspendieron festividades religiosas también convocantes, para evitar la posibilidad de nuevos contagios y los mensajes "preventivos" para quienes decidieran llegar el fin de semana a Catamarca.

Comentá la nota