Festejos puertas adentro en un Día del Amigo que fue diferente

Las ventas cayeron 27,3%; los restaurantes fueron los más afectados
El Día del Amigo pasó casi inadvertido en la ciudad. Fueron pocos los comensales en restaurantes y bares, y las ventas minoristas descendieron el 27,3 por ciento en comparación con el año pasado, según informó la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Este escenario contrasta con la tendencia de los últimos años, ya que, por lo general, las ventas del 20 de julio salvaban los balances comerciales del mes.

Según las cámaras del sector gastronómico, más de una razón incidió en la caída de las ventas. En primer lugar, la gripe A hizo que mucha gente se quedara en sus casas. También influyó bastante el hecho de que la celebración fuese un lunes, entre otras causas.

Según comprobó LA NACION, muchos jóvenes decidieron juntarse en las plazas porteñas, casi como un 21 de septiembre anticipado. Sólo se notó cierto movimiento en las casas de delivery de comidas, rubro que se vio menos afectado que otros.

Por otro lado, las compañías de celulares aseguraron que las líneas no estuvieron congestionadas por el envío de mensajes de texto, como venía ocurriendo en años anteriores.

Sin embargo, según informaron voceros de Personal, de acuerdo con las primeras estimaciones, este año se envió el doble de mensajes de texto que el año pasado. En 2008, los usuarios de esta compañía enviaron 170 millones de mensajes, el 85% más de los que se registran en un día normal.

Donde más se notó el bajo movimiento fue en los bares y en los restaurantes, que a pesar de las promociones y los descuentos, tuvieron un nivel de reservas reducido y un descenso del 35,2% en clientes.

Luis María Peña, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Cafés, sostuvo: "En los restaurantes de Puerto Madero, la actividad no fue distinta de la de un día normal".

Según indicó Vicente Laurenzo, de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, "la actividad fue muy floja. Al mediodía, hubo pocos grupos en los restaurantes y el festejo pasó casi desapercibido".

Laurenzo detalló, además, que hubo pocas ventas en bombonerías, perfumerías, librerías y casas de bijouterie. Precisamente, los bazares y las casas de regalos fueron unos de los rubros más afectados. Vendieron el 27,3% menos en comparación con 2008.

Comentá la nota