El festejo en la habitación 107

Acción Marplatense eligió un hotel céntrico de búnker. Allí esperaron los resultados y festejaron el triunfo de la lista de Eduardo Pezzati.

En la habitación 107 del búnker se concentró la ingeniería política de Acción Marplatense. Ahí el intendente Gustavo Pulti; el primer candidato a concejal, Eduardo Pezzati; el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime; el secretario de Gobierno, Ariel Ciano y el jefe de campaña, Pablo Fernández fueron recibiendo los datos del recuento de votos.

Alrededor de una amplia mesa, la cúpula de Acción Marplatense siguió por dos televisores la actualización del recuento de votos y lo que iba pasando en el radicalismo, el Frente es Posible y el Pro. En esa habitación, Pulti recibió durante toda la noche los llamados del Gobierno nacional y definió la estrategia del día electoral.

El intendente se mostró hiperactivo y marcó los tiempos para que los voceros de Acción Marplatense salieran a dar información actualizada de los resultados. "Es impresionante la capacidad de trabajo que tiene. No deja pasar un detalle", le contó a LA CAPITAL uno de los funcionarios que siguió durante toda la tarde las órdenes del intendente.

El festejó íntimo se desató un poco después de las 10 de la noche, cuando llegaron los resultados definitivos de más del 65% del padrón electoral que confirmó que la tendencia era irreversible: Acción Marplatense ingresaría siete concejales y ganaba la elección por más de 10 puntos.

Como es costumbre, Acción Marplatense eligió un hotel céntrico de búnker. En un televisor ubicado en el lobby se fueron concentrado los afiliados que no se querían perder ningún detalle del recuento de votos. Pero en el bar del hotel fue donde mezclaron las charlas de café con el análisis político.

Es que ahí se fueron armando las mesas. Por un lado, los funcionarios del gabinete con concejales y por el otro los referentes del Frente para la Victoria en la ciudad. Cosas de la política: entre risas y conclusiones, Acción Marplatense y una parte del justicialismo compartieron las elecciones.

En un sector, el encargado de la oficina de descentralización, José Cano; el secretario de Obras Públicas, Manuel Regidor; el ex secretario de gobierno, Juan Guiñazú y Marcelo Artime armaron una de las mesas redondas.

En otra, el kirchnerismo: el diputado nacional, Gustavo Serebrinsky, Eduardo Niella, el concejal Carlos Filipini y el secretario de la Producción, Horacio Tettamanti.

La primer cruce electoral se dio cuando en el televisor del lobby se escucharon las denuncias del presidente del partido Radical, Luis Rech: "No nos están dejando entrar a nuestros fiscales al correo y ellos ya están ahí". El concejal Santiago Bonifatti recogió el guante: "No hay que empezar a dar declaraciones falsas, estamos en un clima de total normalidad. No entramos al correo ni vamos a entrar".

El concejal Héctor Rosso también se sumó a las criticas: "Nunca hemos ido al correo en esta ni en otra elección. Los votos se cuentan en La Plata", disparó. Después detalló cómo es el recorrido de las urnas y las planillas hasta llegar a la capital de la provincia.

En el oficialismo también desató malestar las declaraciones de la candidata radical Vilma Baragiola. La diputada nacional aseguró que su partido era la mayor fuerza política de la ciudad. Su argumento: contaba por separado los votos de Acción Marplatense y la Concertación Vecinal, las listas espejos que presentó el oficialismo. No hubo cruce de declaraciones pero en el búnker de AM dejaron trascender la molestia.

El clima electoral fue de menor a mayor en el búnker oficialista. En las primeras horas de la tarde sólo funcionarios y algunos afiliados se acercaron al búnker. Pero cerca de las 10 de la noche, la Agrupación El General junto a La Bancaria le pusieron color y ambiente político a la sala de conferencias de prensa. Con banderas y dedicatorias al radicalismo, desataron el segundo festejo electoral consecutivo de Acción Marplatense.

AM puede hacer historia

El hecho puede hacer historia en el Honorable Concejo Deliberante. Primero tiene que concretarse y para ello deben darse una serie de movimientos que, hoy por hoy, no están confirmados en un todo. Pero tiene un toque extra que lo hace absolutamente real habida cuenta que no será la primera vez que sucede dentro de un cuerpo deliberativo. La posibilidad de que Acción Marplatense ingrese al nuevo HCD 7 concejales acerca de manera absoluta a Carlos Aiello a una banca. El hombre está octavo en la lista de AM y si alguno de los 7 no asume llegaría.

Entonces, padre e hijo estarán en el cuerpo y será la primera vez en la historia del HCD que está situación se concreta. Martín Aiello (hijo de Carlos) ya es concejal por AM, ahora se sumaría el padre. Más allá del hecho en sí, ambos llegarán por un mismo partido (Acción Marplatense) pero habiendo transitado caminos políticos absolutamente distintos. Martín tiene una militancia en el PJ y Carlos es un desarrollista fundador del Partido de la Ciudad. La historia es breve por ahora porque faltan concretarse algunos puntos, pero es una historia en sí misma.

Comentá la nota