Festejo dividido de municipales en Andalgalá

El intendente de Andalgalá, José Perea, había organizado una cena por el Día del Obrero y Empleado Municipal, el sábado por la noche en el Polideportivo de Malli, durante la cual entregaría reconocimientos a los trabajadores con más de 25 años de antigüedad.
Sin embargo, la mayoría de estos, junto a muchos de los empleados de la comuna, no aceptaron el convite, y participaron de un asado ofrecido en forma paralela al festejo oficial por el gremio SOEMA.Perea se quedó, en su mayoría, con contratados y becados.

La celebración sindical fue escenario de discursos que tuvieron un fuerte contenido crítico. En este marco, René Rodríguez y Héctor Castro, ambos miembros del SOEMA, dijeron que durante este año "sufrimos innumerables injusticias y sinsabores".

Es que el intendente y el sindicato están enfrentados por distintos temas no solucionados por el Ejecutivo municipal.

Una de las cuestiones más álgidas es la falta de actualización de los salarios. En este sentido, Andalgalá primero se sumó al aumento otorgado por la Provincia en septiembre del año pasado, pero luego lo derogó, según dijo Perea, por la imposibilidad de afrontarlo. Ahora se suma el nuevo incremento, que tampoco alcanzaría a los municipales andalgalenses.

Comentá la nota