Ferroviarios levantaron el paro previsto para hoy

Los gremios de los trabajadores ferroviarios levantaron hoy el paro previsto para mañana en los servicios de pasajeros y carga en todo el país y lo postergaron para el próximo viernes en reclamo de un aumento de salarios.
Así fue resuelto en conjunto por la Unión Ferroviaria (boleteros y auxiliares) y la Fraternidad (maquinistas), luego de las negociaciones con las compañías licenciatarias del servicio de trenes.

En un comunicado, el gremio de los maquinistas de La Fraternidad informó que la medida de fuerza fue postergada hasta el 4 de septiembre, tras una reunión mantenida en la Secretaría de Transporte de la Nación.

"Tenemos algunas propuestas que nos permitirían avanzar con las empresas de pasajeros, aunque no sucede lo mismo con las empresas de carga. A pesar de que la situación aún no está resuelta, decidimos posponer el paro para continuar las negociaciones", afirmó el vocero del gremio, Horacio Caminos.

El dirigente señaló que "gracias a la intervención de la CGT y la articulación de esfuerzos entre la Secretaría de Transporte y el Ministerio de Trabajo de la Nación estamos pudiendo avanzar" en las paritarias.

"El tema salarial es complejo, por lo que luego de estos meses en los que el gremio esperó para renegociar las condiciones salariales, entendemos que debemos seguir negociando esta semana sobre las propuestas recibidas en el sector de pasajeros y seguir luchando por los compañeros de las empresas de carga", consideró.

Sostuvo que con esta postergación del paro "volvemos a realizar un gesto de nuestra buena predisposición y esperamos que los empresarios hagan lo propio".

Por otra parte, el secretario de Prensa de la Unión Ferroviaria, Raúl Castellanos, confirmó que ese sindicato también suspendió la medida de fuerza y la postergó para el viernes 4.

"Estamos en tratativas negociadoras y creemos prudente posponer la medida de fuerza para seguir el diálogo", sostuvo el dirigente.

Agregó que "ahora tenemos que analizar las propuestas y ver cuál es el camino a seguir".

El paro iba a comenzar desde el primer minuto de este viernes y estaba prevista su finalización a la medianoche, lo que dejaría a más de un millón de pasajeros sin servicio ferroviario.

La reunión que permitió suspender la medida se desarrolló en la sede de la Subsecretaría de Transporte Ferroviario, dependiente de la Secretaría de Transporte, ubicada en Hipólito Yrigoyen 250 y se extendió por más de tres horas.

Las empresas dieron un aumento de 400 pesos mensuales a los trabajadores, a cuenta de futuros incrementos, y asumieron el compromiso de iniciar nuevas negociaciones en agosto, lo que no había ocurrido hasta ahora.

De concretarse, el paro afectará a todos los servicios de carga y pasajeros del país, pero complicará principalmente el transporte de usuarios en las zona metropolitana de Buenos Aires.

Los ferrocarriles de las líneas Mitre, Sarmiento, Roca, Urquiza y Belgrano Norte y Sur, más el Tren de la Costa, transportan diariamente a 1,2 millón de pasajeros.

Comentá la nota