El ferrourbano paró, su futuro, ¿descarriló?

Argumentando que no están garantizadas las condiciones mínimas de seguridad en el tramo de la vía que atraviesa parte de Villa El Nylon, la empresa Ferrocentral suspendió el funcionamiento del ferrourbano.
El tren cubría desde el 22 de junio cinco frecuencias diarias entre las estaciones Rodríguez del Busto y Alta Córdoba, como primera etapa en su puesta en marcha. El proyecto global (financiado por el Gobierno nacional) incluía el avance del recorrido hasta las estaciones Mitre y, más adelante, Estación Flores; como así también la construcciones de paradas intermedias a lo largo de todo su recorrido.

Días atrás, otro tren que atraviesa el Nylon (una formación del Belgrano Cargas) atropelló a una nena que perdió parte de su mano en el accidente. Eso desató quejas de los habitantes de ese asentamiento, cuyas viviendas estás muy cercanas a los rieles.

Sin embargo, el incidente ocurrió en un ramal diferente al que utiliza el ferrourbano, que también corre por el área de la villa. No obstante, fuentes cercanas a Ferrocentral aseguraron que desde ese episodio los habitantes del lugar agreden a las formaciones y que derribaron parte de un alambrado perimetral que colaboraba con mantener despejada la vía. A raíz de eso, aseguraron, suspendieron el funcionamiento hasta tanto se "garantice la seguridad". No obstante, desde la firma se insistió en que sigue intacto el interés en explotar el recorrido completo previsto en el proyecto, aunque aclarando que su avance depende de la Nación.

Dudas en el municipio. En tanto, en el Palacio 6 de Julio admitieron que luego de las elecciones, el proyecto del ferrourbano bajó varios cambios. "Hace un mes nos reunimos con las nuevas autoridades de Transporte y aseguraron que quieren seguir con la iniciativa. Sin embargo, esa vez quedamos en que nos llamaban a una reunión a la semana y todavía no tenemos noticias. La verdad es que hay incertidumbre", señaló un funcionario vinculado al tema.

Sobre la situación específica de las vías, el director de Hábitat municipal, Gustavo Rebord, recordó que el municipio realizó un trabajo de despeje de la zona de rieles a lo largo del todo el recorrido que cumplía hasta ahora el ferrourbano. "En la zona de El Nylon, unas 40 viviendas fueron corridas con acuerdo de los habitantes y tanto allí, como en el resto del recorrido, nos aseguramos de dejar los 6 metros libres a cada lado del eje de vías que exige la Comisión Nacional de Regulación del Transporte", precisó. El ramal que no cumple con esta exigencia de espacio es, precisamente, el que usa el Belgrano Cargas, el tren que embistió a la pequeña, y que ya volvió a circular.

Rebord señaló que hasta ahora la Nación no informó que vaya a abandonarse el plan de construir viviendas definitivas para las familias que deben ser mudados de las vías, pero las obras aún no se iniciaron.

Comentá la nota