Ferroautomotora: “no sé si verdaderamente se están haciendo las obras

Así lo consideró la Dra. Patricia Perelló, abogada de algunas de las familias que viven en el predio de la estación de trenes. Y dijo: “dudo que sea una prioridad, porque no hubo negociaciones de tipo formal para solucionar ciertos problemas”.
En una entrevista concedida a Cazador de Noticias, la profesional expresó: “la reunión donde se habló de la transferencia de vecinos a las viviendas de la UCIP, ubicadas en Constitución al fondo, se realizó el 8 de enero del año pasado”.

“En esa oportunidad - comentó - se hicieron presentes distintas autoridades municipales, funcionarios de la Secretaría de Transporte de la Nación, miembros de las familias ferroviarias y también de las no ferroviarias, que tienen contrato desde hace años”.

Más adelante, en tanto, Perelló recordó: “después de esa fecha, se llevaron a cabo un par de reuniones en el Colegio de Escribanos, que medió en esta cuestión; las familias fueron a ver las viviendas, incluso, porque no se negaron a irse”. “Pero luego - completó - no se avanzó más con este tema”.

Por último, la abogada sostuvo: “hace unos meses, se desarrolló un acto político en el sector, como para dejar inauguradas las obras de la Ferroautomotora. Sin embargo, la realidad es que no tuvimos ninguna noticia y ni siquiera se han vuelto a comunicar con nosotros”.

“Por ahora la negociación está trunca” - concluyó.

Haciendo Memoria:

Nota publicada en Cazador de Noticias el 10 de Enero de 2008

Ferroautomotora: Una acción tendiente a resolver un problema “puntual”

La Municipalidad convocó al Colegio de Escribanos para reubicar a los habitantes del predio de la Estación de Ferrocarriles

El intendente municipal, Gustavo Pulti, firmó un acuerdo este miércoles a través del cual se convoca al Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires Delegación Mar del Plata para que medie entre la comuna y los ocupantes del predio en donde actualmente funciona la estación de Trenes, a fin de lograr una salida que permita desocupar ese terreno definitivamente.

El Intendente, en principio, remarcó: “Este no es otro anuncio del inicio de la ferroautomotora, sino, una acción tendiente a resolver un problema puntual”.

De la reunión –llevada a cabo en el despacho principal de la comuna- también participaron el subsecretario de Transportes de la Nación, Antonio Luna, el vicepresidente del Colegio de escribanos, Horacio Atkinsosn y Ernesto Sosa, Néstor Oviedo, Juan Domingo Inveninato, Carlos Moulia y Patricia Perelló, representantes de las familias que ocupan el predio ubicado en las calles San Juan, 9 de Julio, Avenida Luro y Avenida Jara de esta ciudad, donde funciona la estación Norte del Ferrocarril. También estuvieron el secretario de Gobierno, Juan Guiñazú y el subsecretario de Coordinación de Proyectos Especiales, Eduardo Berchot.

“Lo que hemos acordado entre los representantes de las personas que están viviendo en el ámbito de la estación actual de Ferrocarriles, el Colegio de Escribanos y el Municipio es una forma de mediación del Colegio de Escribanos que durará 30 días prorrogables por una sola vez”, señaló el Jefe Comunal luego de la reunión. “En ese período buscamos un acuerdo para la desocupación del lugar. Necesitamos un acuerdo que sea justo, que reconozca los derechos de las personas que están viviendo allí y que -una vez reconocido ese derecho- puedan ser indemnizados o cualquiera de las formas de una suerte de reparación para que pueda liberarse el lugar y que finalmente empiece la construcción de la estación Ferroautomotora”, manifestó.

Pulti explicó el motivo de la decisión de incluir al Colegio de Escribanos. “Hemos buscado esta mediación en virtud de que la Municipalidad –en su gestión anterior- había asumido el compromiso de generar espacios y viviendas, compromiso que no se ha cumplido. Y esta actual gestión no dispone de viviendas para poder cumplir con eso. De manera que las formas de reparación –y que tiene que ver con la búsqueda de un nuevo lugar para que vivan estas familias- tiene que encontrar otros caminos. No nos parecía que el municipio unilateralmente fijara, por ejemplo, una forma de indemnización, de manera que buscamos la mediación del Colegio de Escribanos, al que le agradecemos que resuelva esto de una manera muy comprometida con la comunidad y sin costos para la Municipalidad, sin costos para el erario público”, aseguró.

“Esa mediación va a buscar el camino justo y adecuado -desde el punto de vista económico- que permita que este lugar sea el lugar en donde empiece a construirse la Estación Ferroautomotora. Como no somos amigos de hacer anuncios grandilocuentes, ni nos parece adecuado que lo sea, queremos poner las cosas en el punto exacto en el que se encuentran. En un momento, en el cual a través de esta mediación buscamos el camino por el cual las familias que estén en el lugar encuentren una alternativa para su vivienda y encuentren una alternativa las oficinas del ferrocarril que funcionan allí y se resuelva de esta manera la desocupación del lugar. Si esto tiene éxito, en 30 días quedará el camino allanado para iniciar esta obra que es un anhelo de la comunidad.”

El Intendente se vio en la necesidad de reseñar lo sucedido en los últimos años con respecto a este tema. “La Municipalidad había tomado en la gestión anterior una obligación que no cumplió. Y ese fue el motivo por el cual no se pudieron comenzar las obras. El concesionario está dispuesto, el Gobierno Nacional ha hecho la adjudicación de la obra y está dispuesto y el gobernador lo auspicia de manera que el que tiene que cumplir con sus obligaciones es el municipio”, declaró. “La vía que encuentra esta gestión –que empezó hace 28 días- para cumplir con esa obligación es establecer esta mediación. Y es nuestro deber aclarar que hemos contado con una buena voluntad extraordinaria de las personas que están viviendo en el lugar”, remarcó.

Por último, Pulti aclaró que se está “manejando un número de 42 familias en virtud de censos anteriores que están establecidos, están constatados, certificados y acreditados. No hay ninguna posibilidad que ingrese a la mediación nadie más. Se verá cuál es el reclamo de las familias como condición para poder dejar el lugar y que empiecen las obras. Las familias plantearan cuáles son sus necesidades. Lo que están buscando es lo que buscaría cualquier familia. Una alternativa para poder vivir en las mismas condiciones que viven actualmente. Y eso nos parece justo”, concluyó.

Comentá la nota