Ferrer calificó de "chicana política" al embate de Condino

La edil radical había dicho que la oposición es "irresponsable y demagógica", tras el respaldo al reclamo de los municipales. El concejal ofreció gestiones para "conseguir plata" y destinarla al aumento.
La polémica entre oficialismo y oposición por el nuevo reclamo salarial de los municipales cobró un nuevo capítulo ayer, cuando Eduardo Ferrer, concejal del FPV, cuestionó la "chicana política" de su par radical María Condino, quien antes había calificado a la oposición como "irresponsable y demagógica".

Todo comenzó cuando Carlos Mansilla, Carlos Calvi y Ferrer, salieron a respaldar el pedido de haberes que presentó el Sindicato de Municipales, y el Ejecutivo dijo no estar en condiciones presupuestarias de afrontarlo.

La joven lunghista salió con los tapones de punta y el profesor frentista, le contestó en declaraciones a LA VOZ. "Hablar de irresponsabilidad y actitud demagógica es propio de la chicana política oficialista", opinó.

Ferrer aseveró que el bloque realiza "un análisis exhaustivo del presupuesto, y no practicamos demagogia. Al discutirse el presupuesto 2009, adelantamos nuestra postura a favor de prever una partida para el posible aumento destinado a los municipales".

Negó asimismo que la Provincia "le manda menos plata a Tandil, sino que baja el dinero que corresponde según lo establece el CUD, Coeficiente Unico de Distribución, índice que reparte a las comunas los distintos impuestos coparticipables".

Esa fórmula -añadió el entrevistado- "se compone de factores como la población, los servicios hospitalarios, el territorio, y otros ítems. Si el Gobierno municipal aumentó las tasas, la Provincia calcula ese incremento potencial, haya mayor o menor cobrabilidad posterior".

"Si subimos las tasas, el Estado bonaerense mandará menos dinero de coparticipación, porque recaudaremos más", alegó el edil justicialista, miembro del bloque que se opuso a la suba de los tributos en ese momento, impulsada por la administración de Miguel Lunghi.

"Se sale a decir algo que no corresponde y no es serio", contrarrestó Ferrer sobre los dichos de Condino, apoyado en el CUD.

Luego, insistió el legislador en las críticas a las prioridades del Ejecutivo: "hay que gestionar antes para la ayuda social y luego en ornamentación e iluminación".

Recordó Ferrer que "ya no vivimos los tiempos en que Nación y Provincia enviaban cuantiosos fondos en obra pública para que luego el municipio las publique como obras propias".

El edil prefirió no fijar posición sobre el porcentual (15 %) que reclamó el Sindicato de Municipales, aunque ratificó su alineamiento con una premisa: "primero deben estar los trabajadores, hagamos un esfuerzo para aumentarles algo".

Más tarde Ferrer le ofreció al intendente sus gestiones para "conseguir dinero" destinado a asistir el pedido de haberes para el personal comunal. Finalmente, consideró que el personal político debería "quedar afuera" de la suba salarial.

Comentá la nota