Ferrer analiza un planteo contra Juri

Palina cree que no representa a la oposición, sino a una minoría del PJ
La presentación judicial realizada por el candidato a senador por Pueblo Unido, Roberto Palina, en contra de su rival de Unión PRO-Federal, Fernando Juri, será analizada por el fiscal federal electoral, Emilio Ferrer.

El legislador cuestionó al ex vicegobernador por su militancia en el Partido Justicialista, donde ocupa formalmente todavía un lugar en el consejo provincial. Por este motivo, interpuso una acción declarativa de certeza en la Justicia Federal Electoral, para que se determine si puede o no postularse para la banca.

Su planteo gira alrededor del argumento de que si Juri sale segundo detrás del Frente para la Victoria, las tres bancas quedarían en poder de afiliados peronistas. Su interpretación es que el espíritu de la Constitución Nacional persigue que un escaño esté en manos de la primera agrupación de la oposición.

Juri refutó esta idea al aclarar que él se opone al alperovichismo y al kirchnerismo, aunque siga afiliado al PJ. Por este motivo, su postulación es como extrapartidario de las fuerzas que componen ese frente.

Ayer, el juez federal electoral Daniel Bejas remitió el expediente a Ferrer a los efectos de que emita su opinión, para luego correr vista a Juri. Después se pronunciará sobre el tema.

Las variables judiciales en estudio son diversas. Por un lado, se debe determinar si en el planteo no hay una impugnación oculta a la candidatura de Juri, pese a que venció el plazo formal para hacerlo según el cronograma electoral. En este caso, podría ser rechazado por extemporáneo. Además, se evaluará la competencia del magistrado para actuar en este asunto, ya que la única instancia habilitada para aprobar o rechazar los diplomas de los senadores electos es el propio Senado de la Nación. Si se impone este criterio, el tema excedería las potestades de Bejas.

Otra opción que baraja es abordar el asunto y pronunciarse a favor o en contra de la posición sentada por Palina. En el primer caso, entraría en crisis la candidatura senatorial y debería habilitarse un plazo de sustituciones; en el segundo, todo quedaría igual y la campaña de Juri seguiría su curso.

Comentá la nota