Ferreira dijo que para mejorar la democracia hay que participar, involucrarse, opinar

El intendente de Viedma, Jorge Ferreira, señaló que “la democracia es un sistema imperfecto, esto no hay duda, pero es el mejor conocido, esto es lo que a nosotros se nos debe hacer carne, no hay otra cosa mejor o por lo menos no se ha inventado”, al cumplirse 25 años de la recuperación democrática.
Dijo no obstante que “hay que mejorar la democracia y se mejora cuando uno se involucra, cuando uno participa, cuando uno tiene opinión, cuando el ciudadano tiene la posibilidad de opinar, no sólo en el voto, sino también en la cosa cotidiana”. Sobre el aprendizaje que ha hecho en la vida política, expresó a la agencia APP que “uno aprende a ser más tolerante, cuando éramos jóvenes sin ninguna duda éramos un poco más fogosos, un poco más terminantes, un poco más extremos. A lo largo del tiempo uno se va amansando y va siendo más tolerante, lo cual me parece que está bien”.

Señaló que “aquellos que nos habíamos criado en los gobiernos militares, con breves interregnos de gobiernos democráticos, pero todos ellos sumamente condicionados, como el gobierno del doctor Illia o el mismo gobierno justicialista del ’73, salíamos con documentos o sin documentos y uno terminaba preso las más de las veces por portación de pelo largo o por ser joven o porque le gustaba escuchar rock and roll, porque así era. La gente joven no tiene registrado esto por suerte. Volver a tener la posibilidad de recuperar la democracia, a partir del ’82, después del fiasco de Malvinas, era para todos poder vivir lo que no conocíamos”.

Dijo que en los ’80 “uno no hacía política pensando en los cargos, hacíamos política porque sentíamos la necesidad justamente de recuperar las instituciones, de recuperar la libertad, la democracia, no teníamos otro pensamiento. Lamentablemente ese espíritu ser va perdiendo y yo digo que es la esencia de la política”.

Reflexionó además en diálogo con la agencia APP que “para aquellos que no tienen registro de dónde veníamos, por ahí no valoran cosas que sí nosotros valoramos. Los pueblos no pueden la memoria, no deben perderla, porque sino tienen la gran posibilidad de volver a repetir errores. Las sociedades que no tienen memoria, están condenadas”.

De allí que consideró clave “la participación, involucrarse, meterse responsablemente, en un partido político o en alguna institución que trabaje para la sociedad, desde un club deportivo a una junta vecinal o una asociación que tiene un objetivo particular para un sector de la sociedad”.

Indicó que en estos 25 años de democracia “la sociedad ha perdido valores de solidaridad”, especialmente “en la década de los ’90, con toda la frivolidad que hubo, los modelos equivocados, los triunfos fáciles, dentro de una sociedad que todavía tiene una gran parte de la misma en los márgenes de la pobreza o algunos casos todavía de indigencia”.

Comentá la nota