Férrea defensa de Pinedo del paso bajo nivel en Rivadavia

El secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, Agustín Pinedo, defendió a capa y espada la construcción de un puente bajo nivel en el cruce ferroviario de avenida Rivadavia, proyecto que el martes resultó desestimado por el Concejo Deliberante.
El funcionario no escondió sus críticas para con la determinación de los concejales, que por mayoría rechazaron el endeudamiento del municipio por cinco millones de pesos para encarar el paso subterráneo que uniría al centro de la ciudad con el barrio Belgrano.

Centralizando sus dichos en el tema del financiamiento de la obra, Pinedo señaló que "he escuchado a muchos concejales decir que no era el momento, que la situación económica es muy difícil y que no se iban a poder afrontar los pagos de la deuda que implicaba el préstamo. Nada más alejado de la realidad. Aquí hay una falta de conocimiento por ignorancia o una muy mala fe y una jugada de baja política".

Tras ello agregó que en estos días el intendente Mario Meoni va a firmar el acuerdo para recibir la coparticipación descifrada de las retenciones a la soja, equivalentes a casi $ 1.900.000, partidas que en parte ya tenían su destino asegurado en los intereses del crédito que solicitara la comuna.

"No estamos de acuerdo con la manera en que se implementó el sistema de retenciones, pero dado que el dinero está, lo vamos a tomar y a utilizar precisamente en obras de infraestructura. Entre las erogaciones que teníamos pensado cubrir aparecían los $ 900.000 que requiere el pago de ese crédito", afirmó el titular de la cartera de infraestructura.

Sin especificar a quien se estaba refiriendo, Pinedo le respondió a un concejal que habló del tema en la sesión del martes y que votó en contra de los intereses oficialistas.

"Hay un señor que habló de un gasto cercano a los veinte millones de pesos, pero creo que el único precio que debe conocer es el del café, porque es un asiduo tomador de esa sustancia en los bares del centro", replicó.

Contrario a esas presunciones que advierten sobre la necesidad de invertir sumas faraónicas, Pinedo se respaldó en que "tenemos grandes profesionales trabajando en esto, de altísimo nivel, como es el caso del ingeniero (Luis) Lima, que nos ha aportado interesante ideas y nos ha posibilitado bajar los costos, con lo que talvez haya que desembolsar menos de los diez millones que habíamos previsto en su momento".

En cuanto al temor de que la obra pueda llegar a quedar paralizada, Pinedo lo calificó como un absurdo. "Para licitar un trabajo debe estar garantizada la totalidad de los fondos, es decir que hasta que ello no ocurra no podemos iniciar la ejecución del proyecto", sostuvo.

Comentá la nota