Férrea defensa oficial a la Reforma Judicial

La realizó uno de sus impulsores, el diputado Mario Guzmán Soria, quien resaltó los argumentos que dieron lugar a la sanción de las normas y, en ese sentido, sostuvo que la oportunidad, el mérito y la conveniencia de la reforma para la sociedad están justificadas. Señaló que sólo un 25 por ciento de las denuncias presentadas en los juzgados de Instrucción obtienen respuesta y aseguró que con el nuevo mecanismo se ganará en agilidad y eficiencia.

Este martes desde el oficialismo se salió a respaldar la Reforma Judicial aprobada por la Legislatura provincial la pasada semana en un ‘debate’ que incluyó también el Presupuesto 2010 y que duró sólo 60 minutos.

La persona que salió a respaldar las reformas fue el diputado y jefe de la bancada bederista, Mario Guzmán Soria, quien resaltó los principales argumentos que dieron lugar a la reforma judicial recientemente sancionada y, en ese sentido, sostuvo que la oportunidad, el mérito y la conveniencia de la misma para la sociedad están plenamente justificadas. También señaló que de 6 mil denuncias que se presentan en los juzgados de Instrucción, sólo menos de 1300 tienen respuesta y aseguró que con el nuevo sistema se ganará en agilidad y eficiencia.

El legislador recordó que la Cámara de Diputados tiene 5 días hábiles de plazo para mandar la ley al Ejecutivo para su publicación y que se le hagan las correcciones necesarias en cuanto a detalles de redacción; y agregó que seguramente habrá muchas personas, entre ellos los abogados, que le buscarán la letra chica a esta reforma

El diputado precisó que la reforma consiste en la sanción de una ley que a su vez contiene diferentes capítulos, que son leyes nuevas o modificaciones de las anteriores y agregó que esto se hace así por una cuestión de técnica legislativa.

Guzmán Soria expresó que es muy importante analizar los aspectos políticos de la reforma, porque "tenemos que justificar la oportunidad, el mérito y la conveniencia para la sociedad y esto último es lo que más importa ahora" y acotó que "un punto clave es la modificación del Código de Procedimientos, que es el único código que tocamos de una manera importante y que contiene básicamente 4 institutos, como el procedimiento por flagrancia, procedimiento de suspensión del proceso de prueba, juicio abreviado, el principio de oportunidad aunque no está en un capítulo aparte y la unipersonalidad para determinados tipos de delitos . Esto es lo que contempla la reforma en cuanto al fuero penal".

Luego explicó que también incluye, entre sus capítulos, la reforma en lo que hace al fuero penal, la creación de la figura del administrador judicial; la pérdida automática de la jurisdicción; creación de juzgados de paz letrados; los jueces de paz lego; la derogación de la subrogación plana, la oportunidad de la audiencia de conciliación laboral; la unificación de las cámaras en Chilecito y, por último, la modificación de adecuación de la ley orgánica del Poder Judicial para darle lógica jurídica a las modificaciones anteriores. También se anexa un manual de funciones del administrador judicial.

Justificó la reforma al explicar que en el sistema anterior el mismo juez era parte del proceso de investigación y a la vez era el encargado de juzgar al o los imputados. Esto se transformó en un sistema inquisitivo y resaltó la corriente del derecho anglosajón que generó un cambio en esto, fundamentalmente apoyado en la necesidad de dotar de mayor objetividad los procesos de investigación y darle mayores garantías a la gente.

"Este es un proceso de reforma que se inició hace ya unos 10 años en el país, hay provincias que ya lo tienen en marcha como Córdoba, porque se trataba de un sistema pensado para el siglo 19, que quedó totalmente desactualizado", remarcó e indicó que hay una "marcada esperanza en que este sistema funcione correctamente, ya que por ejemplo, en los 3 juzgados de instrucción de la Capital de la provincia, que también cuenta con una sola Cámara Penal, se presentan 6 mil denuncias, de las cuales sólo menos de 1300 tienen respuesta".

El legislador manifestó que en el sistema anterior, para poder resolver un expediente se podían encontrar con 4 tipos de resoluciones que hacían muy engorroso el sistema, como sobreseimiento, el auto de falta de mérito, el procesamiento y el auto de elevación a juicio. "Estábamos en una situación donde lo más probable es que quienes sufren un delito no sepan nunca si los responsables han sido condenados", apuntó.

Guzmán Soria precisó que con la reforma ahora comienzan a distinguirse todos los delitos que antes se trataban de la misma manera, con los institutos del nuevo sistema acusatorio se gana en agilidad y puntualizó que el sistema se basa en un soporte informático, dejando atrás los expedientes en papel.

También señaló que de contar con el financiamiento adecuado en tiempo y forma, se espera una total implementación en la provincia a lo largo de 4 años y agregó que la capacitación será un componente clave en este proceso, ya que tanto jueces, como fiscales y empleados, no van a hacer lo que están haciendo ahora.

En ese sentido, puso de relieve la figura del administrador judicial, ya que se encargará de una serie de cosas, de neto corte administrativo, que antes tenían a su cargo los jueces y les quitaba tiempo para ejercer su función específica. Este administrador, entre otras cosas, fijará audiencias y manejará lo referido a los gastos generales.

Comentá la nota