Ferrari: “Quería quedar bien con el gobernador”

Finalizó la declaración del empresario, donde volvió a insistir con su versión sobre las presiones del ex gobernador Pablo Verani. Dijo que la creación de Albany Trade respondió a un pedido de Irigoyen “para hacerle un favor a un amigo del hijo del gobernador”.
El empresario Carlos Ferrari, acusado de haber pagado coimas al ex interventor de Lotería de Río Negro, Miguel Irigoyen, finalizó este jueves su declaración en el juicio que se lleva adelante en la ciudad de Viedma. Reiteró sus dichos y dijo que la creación de Albany Trade fue para mejor su relación con el mandatario provincial.

En la última audiencia del proceso judicial, Ferrari, tal como informó esta mañana RN On Line, profundizó la exposición que había formulado en la audiencia de ayer en la que acusó al ex gobernador Pablo Verani y al ex ministro Horacio Jouliá de haberlo sacado del negocio del juego en Río Negro (ver link, Ferrari acusó a Verani y Jouliá de perjudicarlo).

Sin embargo el eje de los dichos del imputado giraron alrededor de la creación de Albany Trade, empresa a través de la que se habrían pagados los sobornos. Ferrari dijo que se trató de un favor que le pidió Miguel Irigoyen, imputado y entonces titular de Lotería de Río Negro, quien le habría dicho que se trataba de ayudar a un amigo (Andrés Santamaría) del hijo del gobernador Verani.

“Quería quedar bien con Irigoyen, pero también quería quedar bien con el gobernador”, dijo Ferrari. Quien se justificó diciendo que sintió la posibilidad de generar un acercamiento en la desgatada relación que mantendría con el funcionario.

En cuanto a un pagó de más de 10 mil pesos a Irigoyen, el empresario aseguró que se trató de una devolución de un préstamo que éste le había otorgado. También aseguró que lo hizo para desmitificar el trato con el funcionario público. Le pedí y se lo devolví, habría afirmado en su declaración.

Ferrari, dueño de la empresa encargada de las máquinas tragamonedas y también era del grupo que administraba algunos casinos en la provincia, está acusado de derivar un porcentaje de sus ganancias a la empresa Albany. Esta empresa “sello” tenía a Andrés Santamaría como presidente, pero la acusación judicial sostiene que el dueño era Miguel Irigoyen, ex presidente de Lotería. De allí la imputación por cohecho para los tres acusados en el juicio.

La declaración del propietario de la firma Varsa comenzó alrededor de las 9.30 y se extendió hasta las 11.20. Luego de un cuarto intermedio continuó con su declaración que finalizaron pasadas las 14.

Los alegatos se realizarán el 18 de diciembre, mientras que la lectura de la sentencia pasará para el 2 de febrero del próximo año.

Comentá la nota