Ferrari otra vez amenaza con retirarse de la F1.

Ferrari amenazó con no participar en el Mundial de Fórmula 1 en 2010 si no se modifican las nuevas reglas aprobadas recientemente por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para el campeonato del próximo año.
"Si los reglamentos decididos para 2010 no se cambian, Ferrari retirará sus monoplazas del próximo Mundial", indicó la Scuderia en un comunicado.

Esta amenaza de la mítica formación italiana llegó tras una reunión en Maranello de sus principales dirigentes, con el presidente Luca di Montezemolo a la cabeza. El sábado, Toyota se había pronunciado en términos similares, asegurando que abandonaría el Mundial si no se cambia el nuevo reglamento.

A finales de abril, la FIA dio a conocer sus nuevas normas para 2010, que dejan más libertad en el aspecto tecnológico, pero fijan en principio el presupuesto de los equipos en un límite máximo de 40 millones de libras esterlinas por año (45 millones de euros).

"El Comité directivo (de Ferrari) expresó su desacuerdo con las decisiones tomadas por la FIA y su rechazo a llegar a un acuerdo con los constructores y los equipos", subrayó el equipo del brasileño Felipe Massa y el finlandés Kimi Raikkonen.

"Los principios de Gobierno que habían contribuido al desarrollo de la Fórmula 1 en los últimos 25 años se vieron quebrantados, así como las sólidas relaciones contractuales entre Ferrari y la FIA, que aseguraban la estabilidad de los reglamentos", añadió.

Desde la escudería italiana se señaló que la estabilidad de la normativa y la reducción progresiva y metódica de los costes es "una de las prioridades para el futuro".

"Si esos principios fundamentales no se respetan y si los reglamentos introducidos para el Mundial de 2010 no se cambian, entonces Ferrari no tiene la intención de alinear sus coches en el próximo Mundial", advirtió.

Comentá la nota