Ferrari y McLaren acercan posiciones.

Ferrari y McLaren acercan posiciones.
Mientras mejoran su relación, ambos teams armaron un frente para enfrentar a la FIA y a Bernie Ecclestone.
Las escuderías McLaren y Ferrari, los dos equipos que hoy por hoy monopolizan los mejores resultados en la Fórmula 1, parecen decididos a estrechar sus relaciones fuera de los circuitos, al formar parte de un frente unido contra los dirigentes de la categoría. Así, al menos, lo demostró la actitud de uno de los voceros del equipo de Maranello, Luca Colajanni, quien pasó por la fábrica que McLaren posee en Woking y se reunió con el célebre jefe de ese equipo, Ron Dennis.

"Si me hubieran dicho hace un año que estaría haciendo esto, no lo habría creído", le dijo Colajanni a los periodistas durante una comida organizada en conjunto por las dos escuderías.

Como se recordará, en 2007, McLaren recibió una multa récord de 100 millones de dólares y fue privada de todos sus puntos en el campeonato de constructores por su participación en una trama de espionaje sobre datos técnicos de Ferrari filtrados y que se encontraron en su posesión. Aún así, los pilotos no fueron sancionados y pudieron pelear por la corona hasta la fecha final, que no obstante ganó Kimi Raikkonen, con una Ferrari.

Justamente, Ferrari, la escudería ganadora del último certamen de fabricantes, comenzó medidas legales contra sus rivales, y Dennis y otros directivos fueron interrogados por la policía italiana. Estas medidas fueron desechadas posteriormente, tras una disculpa pública de McLaren.

Desde entonces, las cosas cambiaron sustancialmente. Jean Todt, director deportivo, fue reemplazado por Stefano Domenicali en Ferrari, mientras que Dennis ya anunció que va a dejar su cargo el 1° de marzo próximo y será sucedido por Martin Whitmarsh.

La Asociación de Equipos de la Fórmula 1 (FOTA) se creó en julio para representar a las escuderías en las negociaciones con la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y el jefe comercial del deporte, Bernie Ecclestone.

El máximo dirigente de la FOTA es el presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, y tanto Dennis como Whitmarsh ya visitaron sus instalaciones en Maranello, Italia, durante 2008, para una reunión al hacerse imperiosa la necesidad de recortes presupuestarios.

Montezemolo, que criticó la gestión de Ecclestone, calificó a Dennis como "un hombre de primera clase, de un equipo de primera clase" y añadió que la F.1 necesita mucha competencia en la pista y mucha unidad fuera de ella. Y aunque la FOTA aceptó importantes recortes con la FIA para esta temporada y más adelante, quiere que Ecclestone le entregue una mayor parte de los ingresos del deporte; en la actualidad recibe el 50 por ciento.

Dennis dijo en la página oficial de la F.1 que McLaren y Ferrari "están trabajando muy de cerca" y agregó que la cooperación entre ambos tiene el apoyo de todas las otras escuderías.

"Seguiremos diseñando poderosas estrategias e innovaciones necesarias para mejorar nuestro deporte, para hacerlo más accesible, más ecológico y más atractivo para espectadores y telespectadores", remarcó Dennis.

Dos viejos rivales

Luca di Montezemolo y Ron Dennis llevan varios años luchando deportivamente, aunque aquél sea el presidente de una escuadra y éste, el director deportivo. El primero entró en Ferrari en 1973 y está en su cargo actual desde 1975, mientras que Dennis pasó a dirigir McLaren a partir de 1981, cuando renunció Teddy Mayer.

Comentá la nota