"¿Sin Ferrari? Imposible".

F1: Es la opinión de los pilotos, en contraposición con el pensamiento de Mosley, que dice que la categoría puede prescindir de la marca de Maranello.
Sólo el presidente de la Federación Internacional del Automóvil, el británico Max Mosley, puede imaginarse una Fórmula 1 sin Ferrari. Por el contrario, los pilotos del gran circo no conciben la competición sin la Scudería, el único equipo que compite desde el primer Mundial, el más popular y el más laureado.

El límite voluntario de presupuesto para 2010 fijado por la FIA creó un grave conflicto entre Ferrari, que está en contra de la medida, y Mosley, quien está dispuesto a prescindir del equipo italiano para salvar el futuro de la categoría si ello fuese necesario.

Mosley aseguró que la vida podría continuar sin el team de Maranello, pese a que esto nunca ocurrió desde 1950.

Ahora bien, los principales protagonistas de hoy, ¿se imaginan una Fórmula 1 sin Ferrari? Lewis Hamilton, campeón mundial y piloto de McLaren-Mercedes, rival por antonomasia de los coches rojos, fue contundente: "No, no podría". El español Fernando Alonso, bicampeón mundial y tal vez futuro piloto del equipo italiano: "No, imposible". Giancarlo Fisichella, piloto italiano: "Sin ellos, ya no sería la Fórmula 1".

El alemán Nick Heidfeld, de BMW, reforzó la sentencia: "Ferrari es el nombre más grande de la Fórmula 1, con muchos hinchas y que además estuvo allí desde el principio, casi que pertenece a la Fórmula 1, seguro".

Otro pilotos mantuvieron las distancias en una competición "demasiado política", según el piloto de Ferrari Felipe Massa. "No quiero meterme en ese problema. Hay demasiados juegos políticos y no quiero estar en medio", dijo el brasileño, evitando así echar más leña al fuego. Tampoco entró en la controversia su compañero, el finlandés Kimi Raikkonen. El tema es "demasiado polémico", señaló también el piloto brasileño de Brawn GP, Rubens Barrichello, ex hombre de la Scudería.

Quien sí habló fue el presidente de Ferrari y de la Asociación de Equipos, Luca di Montezemolo, quien la semana pasada mantuvo un acalorado intercambio de ideas con Mosley.

Todos aquellos equipos que no lleguen a los 60 millones de dólares anuales de presupuesto tendrán ventajas técnicas en 2010. Los constructores encuentran que el límite es demasiado bajo y no creen que sea justo que aquellos que sigan la recomendación de la FIA sean favorecidos de esa manera. Ferrari no quiere dos tipos de equipos.

Bernie Ecclestone, el dueño de los derechos comerciales del show, ya se mostró dispuesto a hacer las veces de mediador entre Mosley y Montezemolo, con el ofrecimiento de un límite más alto y un reglamento igualitario. Bernie dijo que no permitirá que Mosley "destruya" a Di Montezemolo. "No dejaré que eso suceda", señaló Ecclestone al diario The Times. Y sabe que tendrá a los pilotos de su lado.

* Hoy empieza la actividad para el GP de España

Hoy, con una sesión de ensayos, comenzará la actividad para el Gran Premio de España, que se realizará pasado mañana en Cataluña, por la quinta fecha. La clasificación se hará mañana. El inglés Jenson Button (Brawn GP) encabeza el Mundial con 31 puntos, seguido por su compañero Rubens Barrichello, que suma 19.

Comentá la nota